Cayó la venta de electrodomésticos en el tercer trimestre de 2018

                RedacciónEDA

Mientras se profundiza la recesión económica, la venta de electrodomésticos cae con fuerza. Según datos del Indec, el expendio de electrodomésticos cayó un 22% interanual en el tercer trimestre del año, lo que termina con una tendencia de seis trimestres consecutivos con saldo positivo.

En el caso de las ventas de heladeras, la caída que se registró fue del 17,6% interanual en el tercer trimestre de 2018 medida en unidades. También mostraron un declive los secarropas, lavavajillas, secavajillas (-28,6%), cocinas eléctricas, hornos eléctricos y microondas (-33,8%), computadoras PC, notebooks, all in one (-41,5%), tablets o iPad (-26,8%), teléfonos celulares (-19,8%), pequeños electrodomésticos (-23,2%) y consolas de videojuegos y accesorios (-45,7%).

En cuanto a las subas, se observaron en equipos de aire acondicionado (+45,9%), calefactores y estufas eléctricas, y caloventores (+41,1%) y ventiladores (+20,6%). Distintas consultoras privadas hicieron hincapié en dos factores para explicar la realidad del sector. Uno, fue el fin del efecto “mundialista” que estimuló al área durante la primera parte del año.

En ese sentido, la consultora Ecolatina graficó que hasta junio la facturación en términos reales del rubro televisores, video y fotografía marcaba un aumento de 75% i.a., mientras que el resto de los rubros en conjunto exhibía un incremento de sólo 6,4% i.a. En el tercer trimestre, la caída fue generalizada: el volumen de los primeros cayó 32% i.a., mientras que los segundos retrocedieron 20% i.a.

El otro factor está relacionado con la importante devaluación del peso a partir de agosto, la aceleración de la inflación y el encarecimiento del crédito, que hicieron que se desplome la demanda de electrodomésticos. El trabajo de Ecolatina advierte que la situación no prevé mejoras para 2019: “Los salarios en pesos exhibirían crecimiento en términos reales recién a mediados del año que viene y la mejora no sería suficiente para compensar lo perdido durante 2018. Por lo cual, frente a la necesidad de recomponer consumo de bienes considerados de mayor necesidad que los bienes durables, la compra de electrodomésticos seguiría relegada en 2019. Asimismo, aunque se prevé una baja significativa de la tasa de interés, la misma continuará en niveles elevados, dificultando el acceso al financiamiento, herramienta clave del sector”.