Subte: Se viajará gratis cuando haya escaleras mecánicas o ascensores fuera de servicio

                RedacciónEDA

Un fallo judicial obliga a Metrovías a garantizar el viaje sin cargo para los pasajeros que denuncien que hay escaleras mecánicas o ascensores fuera de servicios en sus estaciones de ascenso o descenso. El Gobierno de la Ciudad ya anticipó que apelará la decisión.

Según un relevamiento ordenado por el juez Roberto Gallardo este 7 de febrero, sobre las seis líneas de subterráneos, hay 51 estaciones con mecanismos fuera de funcionamiento. El ranking de las líneas con más escaleras o ascensores que no funcionan lo encabeza la Línea B con 11 mecanismos fuera de servicio, seguida por la A, la D, la H, la E y finalmente la C, donde sólo falla una escalera en la estación San Juan.

La cifra judicial no se condice con la información brindada por Subterráneos de Buenos Aires (SBASE), que detalla que en las seis líneas de subte hay 270 escaleras mecánicas y 100 ascensores y asegura que 94% se encuentran en funcionamiento (es decir que se reconocen menos de 23 fallas, contra las 51 confirmadas en la inspección ordenada por el juez).

La medida judicial fue decidida por considerar que la empresa no cumplió con un fallo previo que le ordenaba a Metrovías poner en funcionamiento todos los accesos mecánicos a las estaciones. Así, el juez decidió que en las estaciones en las que se constaten las fallas los pasajeros no paguen la tarifa o les sea reintegrado el dinero del viaje que realizaron.

El fallo, que alcanza a todos los usuarios, “sin distingo en sus capacidades motrices”, plantea: “Disponer que todo usuario de la red de transporte subterráneo que al ingresar o egresar de una estación observe que alguna de las instalaciones mecánicas (escaleras mecánicas, ascensores y/o salvaescaleras) se encuentre en ese momento fuera de funcionamiento, se encontrará exento de abonar la tarifa correspondiente al servicio regular”.

El magistrado también ordenó a Metrovías y a SBASE que difundan la resolución judicial con un cartel en cada boletería y designó a tres veedores para constatar el cumplimiento efectivo de la medida. Desde el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires ya adelantaron que se apelará el fallo para que sea revocado.