Las ventas en supermercados y shoppings siguen en caída libre

                RedacciónEDA

Las ventas en supermercados continuaron cayendo durante el mes de septiembre, registrando el peor retroceso desde la asunción del Gobierno de Mauricio Macri. La caía en supermercados fue del 7,9% en términos interanuales, mientras que en shoppings fue de 15,1%, según el más reciente informe del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

De todos modos, la violenta caída de las ventas en los últimos meses se compensa parcialmente con los buenos resultados de inicios de año, por lo que en términos globales los nueve primeros meses del año apenas retrocedieron 0,2% en comparación con el mismo período de 2017. Pero los resultados de octubre, noviembre y diciembre seguramente llevarán esa cifra bastante más abajo, ya que el poder adquisitivo de los salarios continuó deteriorándose respecto de la inflación.

Durante septiembre los supermercados facturaron 14 mil millones de pesos en ventas, un 35,8% en efectivo, otro 25,5% con tarjetas de débito y un 35,3% con tarjetas de crédito. A pesar de los altos intereses de las tarjetas, esta forma de pago fue la que más creció gracias a las promociones y a la falta de efectivo que obliga a hacer compras en cuotas. En términos de empleo, los supermercados registraron una baja interanual de 2,4%.

En los shoppings, las ventas durante septiembre fueron de casi 6 mil millones de pesos (un aumento en términos nominales de 17,2% que gracias a la inflación registrada en el período implica un retroceso de 15,1% en términos reales). El rubro más afectado fue el de los electrónicos, electrodomésticos y artículos de computación, que se desplomó 4,3% en términos nominales; mientras que indumentaria, calzado y marroquinería aumentó nominalmente un 16,6% y perfumería y farmacia lo hizo en un 40,1% (convirtiéndose así en el único sector que logró mantener sus ventas reales en valores similares a los de la evolución inflacionaria). En estos centros de venta, se registró el cierre de 64 locales en relación con el año anterior y una reducción de plantillas de 27 empleados.