El Gobierno planea renovar Precios Cuidados hasta un eventual ballotage

                RedacciónEDA

La idea de contener el pico inflacionario frenando precios de alimentos, con el programa del kirchnerismo Precios Cuidados, maduró en el Gobierno, reacio a este tipo de acciones pero consciente de que debe mostrar iniciativas concretas para reactivar la economía.

Por eso, la idea de Macri es que el programa abarque la mayor cantidad de productos, que estos estén en tiempo y forma en las góndolas y que se mantenga estabilidad en precios hasta octubre, fecha de un eventual ballotage. La misión de poner el plan en marcha la ejecutarán Marcos Peña, el jefe de Gabinete, Dante Sica, ministro de Producción, quienes deberán negociar con los sectores. El propio mandatario lo anunciará el próximo miércoles.

Según trascendió, habrá precios establecidos para 50 alimentos de la canasta básica. En la misma línea, el Anses y los supermercados anunciarán una serie de descuentos —que serán entre el 10 y 15%— para jubilados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y otros planes sociales.

Una fuente al tanto de las negociaciones indicó que «esos descuentos tendrían una variación de acuerdo a la cantidad y lo ofrecido por cada supermercado, pero tendrían en común que todos se aplicarán a quienes utilicen como forma de pago una tarjeta de débito que vinculada a una cuenta de Anses».

Desde el mayorista Maxiconsumo criticaron el proyecto porque se debe atacar la cartelización de precios para que estos bajen: “Lo único que puede funcionar para que bajen los precios es que se termine la cartelización y los monopolios, con una ley de góndola sana que no tenga grises”.

Y pidió atender la necesidad de las pymes: “Dejan afuera a las Pymes, que son los almacenes más chicos”. También se manifestó en ese sentido la Cámara Argentina de Supermercados, que anticipó que de instrumentarse Precios Cuidados existirá desabastecimiento: “No hay duda que habrá desabastecimiento, es lo que pasó siempre. El cliente verá productos baratísimos, pero le dirán que no hay más. Simplemente porque la industria deja de fabricar productos con los que va a pérdida, o no los entrega. Pasó hace poco con la leche “La Armonía”, era la que más se vendía pero Mastellone perdía plata”.

No es el único paliativo que pretende instrumentar la Casa Rosada para maquillar la dura situación económica: también piensa lanzar un programa K, Ahora 12, dedicado a la línea blanca de electrodomésticos, sector que sufrió como en el 2001 la crisis. La Cámara Argentina de Comercio ya brindó el visto bueno para esto.