Se agrava la crisis láctea: Fuertes aumentos y desabastecimiento

                RedacciónEDA

Más allá de que el lácteo es uno de los sectores de la industria nacional que hace largo rato viene con graves problemas (desde la crisis de larga data de Sancor hasta el reciente pedido de Procedimiento Preventivo de Crisis de Verónica), en estos días industriales del sector alertaron sobre baja en la disponibilidad por “razones climáticas”. También se confirmó un fuerte aumento en los productos.

En las góndolas de distintos supermercados, que muestran huecos donde deberían exhibirse los distintos productos lácteos, han aparecido carteles que explican: “Por razones climáticas que afectan al Litoral y a la provincia de Santa Fe, la disponibilidad de leche en nuestras góndolas puede verse disminuida”. El diputado Hugo Yasky denunció desde su cuenta de Twitter que en algunos supermercados se limitó la venta de leche a un sachet por persona.

Según Pablo Villano, presidente de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (Apymel), el desabastecimiento coyuntural está relacionado con cuestiones climáticas en la Cuenca Lechera (Santa Fe, Provincia de Buenos Aires y Córdoba) pero aseguró que “la situación se normalizaría en las próximas semanas porque mejoraron las condiciones de producción en los tambos, porque definitivamente es un tema estacional”.

Luego añadió: “Las inundaciones primero y las elevadas temperaturas después provocaron una caída de más del 30% en la producción de leche, como fue el caso de Santa Fe. Además, existían entregas pendientes de 2018 por ventas en el exterior, que debían concretarse”.

Según Villano, “la caída del consumo interno (que en los primeros meses del año disminuyó un 10% en comparación con el anterior), de todas maneras, permitió suavizar el impacto de esa baja en la oferta de productos”. Y agregó: “Algunas industrias recortaron envíos a los comercios frente a la escasa producción”.

El dirigente también acusó a los comercios de aprovechar el faltante para “igualar los precios para arriba”, con lo que las segundas y terceras marcas terminan valiendo lo mismo que las de primera línea. Según un informe de la Mesa Agroalimentaria del Sector de Economías Regionales de CAME, durante febrero la leche de marcas como Ilolay o Milkaut subieron más de un 20% mientas que las de marca líder sólo aumentaron un 1,6%.