El bono no está exento y más trabajadores pagarán Ganancias

                RedacciónEDA

El bono obligatorio de fin de año que el Gobierno aprobó esta semana por decreto no se encuentra exento del pago del impuesto a las Ganancias, por lo que el tributo ahora podría alcanzar a miles de trabajadores públicos y privados que hasta ahora se encontraban por debajo del umbral del mínimo no imponible.

Según explicó el tributarista César Litvin, titular del Estudio Lisicki, Litvin & Asociados, el bono “es un concepto que se considera no remunerativo desde el punto de vista previsional, pero impositivamente se paga”. Y añadió: “No hay ninguna ley que cambie el Impuesto a las Ganancias o que diga que no se paga”.

En la actualidad debe pagar impuesto a las Ganancias el trabajador soltero sin hijos a partir de un salario neto de 29.855 pesos mensuales, mientras que para los casados con dos hijos de hasta 18 años el mínimo es de 39.495 pesos.

La suma del bono a los sueldos apenas por debajo de esa cifra podría hacer que tengan que tributar personas que se encontraban excentas o que algunos deban subir de alícuota y pagar más. De todos modos, el impacto del bono a nivel tributario se vería reducido si se paga en cuotas, como está previsto que suceda en la mayoría de los casos. En el caso de la segunda cuota, prevista para ser cobrada en febrero, ya impactaría sobre el nuevo esquema impositivo porque está previsto que a principios de año se realice otro ajuste en los mínimos no imponibles.

Más allá de las promesas de campaña del presidente Mauricio Macri de eliminar el impuesto a las Ganancias, lo cierto es que el tributo sigue avanzando sobre sectores cada vez mayores de la población nacional y hoy ya afecta a casi 2 millones de trabajadores, un 62,5% más que en 2015, cuando pagaban el tribuno 1.194.149.