Crisis: La cadena de supermercados Luque entró en quiebra

                RedacciónEDA

La cadena de supermercados Luque, que dispone de 21 centros comerciales distribuidos en cuatro provincias del norte del país, se declaró en quiebra y más de 1200 trabajadores no saben qué será de su futuro. La firma argumenta que no dispone de fondos para comprar mercadería o pagar salarios.

Los problemas no comenzaron este mes sino hace dos años, cuando las ventas comenzaron a bajar y los costos fijos cada vez resultaron más altos, lo que generó perdidas importantes. Hasta ese momento, la empresa, que inició su camino distribuyendo bebidas en la década del 70, se afianzó en el norte del país gracias a locales mayoristas y supermercados.

Ahora, el futuro es incierto para los empleados, que tomaron la decisión de protestar en la capital de Tucumán, en las calles 25 de Mayo y San Martín, a metros de la sede gubernamental, en busca de respuestas. El delegado Miguel Zelaya indicó sobre lo que sucedió: «Protestamos porque hace dos meses tuvimos una promesa por parte del Gobierno de que se iba a resolver la crisis, porque la situación en la empresa hace ocho meses es crítica. Estamos pidiendo que nos asistan para poder seguir trabajando».

«La empresa está embargada por la AFIP. Hoy le pasa a nivel nacional a muchas empresas y la nuestra no es ajena. Somos 1.200 empleados y familias, representando a los trabajadores de Catamarca, de Santiago del Estero, de Jujuy y de Salta», añadió el representante gremial, que también confirmó que en los últimos meses los trabajadores cobraron el sueldo en cómodas cuotas.