Cada vez son más los trabajadores que, con tal de mantener su empleo, aceptan una rebaja salarial

RedacciónEDA

La consultora de recursos humanos Randstad elaboró una encuesta que arroja una preocupante conclusión: cada vez son más los argentinos que, con tal de mantener su empleo, son capaces de resignar salario. Precisamente, el 60% de las personas que participaron del trabajo manifestaron que lo más importante es la seguridad laboral en tiempos de crisis.

Para Andrea Ávila, CEO de Randstad para Argentina, esto muestra que por un lado se potencia la precaridad laboral y por otro «la consolidación de la seguridad laboral en lo más alto de las razones para conservar el trabajo actual puede explicarse a partir de una coyuntura en la que al no haber crecimiento del empleo, se genera una menor movilidad laboral».

Fernández se comprometió a “devolver las carteras de Trabajo y Salud” a los trabajadores

El documento que elaboró la compañía de RRHH ofrece otros datos significativos: de los 3970 trabajadores encuestados, un 34% afirmó estar dispuesto a resignar entre el 1 y 10% de su salario para tener un trabajo más estable. Otro 24% afirmó estar dispuesto a resignar más del 10% de su sueldo a cambio de mayor seguridad, mientras que el 26% indicó no estar dispuesto a resignar salario en favor de una mayor estabilidad laboral.

Por su parte, un 16% respondió no saber qué hacer frente a este interrogante. Los cinco principales motivos para permanecer en un empleo según los argentinos se completa con salario y beneficios atractivos (42%); ambiente de trabajo agradable (40%); equilibrio entre vida familiar y profesional (40%) y, por último, oportunidades de desarrollo profesional (39%).

A su vez, en el ítem «factores determinantes para abandonar un trabajo», figura que el 54% de los consultados consideraron que una compensación demasiado baja (54%) es determinante. Siguen la falta de oportunidades de desarrollo profesional (46%); falta de reconocimiento/recompensas (34%); falta de estabilidad financiera (28%) y condiciones de trabajo poco flexibles (24%).