ATE alerta contra una posible ola de despidos en Provincia de Buenos Aires

                RedacciónEDA

Desde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) se alertó sobre la posibilidad de que cuatro mil trabajadores estatales de la provincia de Buenos Aires puedan perder sus trabajos a partir del próximo 26 de mayo, fecha de vencimiento de la ley de Emergencia Administrativa y Tecnológica en la que se enmarcan sus contratos.

La situación se le planteó a la gobernadora María Eugenia Vidal a través de una carta, en la que se aclara que se trata de trabajadores que poseen contratos autónomos en distintas áreas del Estado (entre ellos, 800 pertenecen a la Dirección General de Cultura y Educación, 520 al Ministerio de Infraestructura, 470 a la Jefatura de Gabinete y 360 a IOMA).

Oscar de Isasi, secretario general de ATE y la CTA Autónoma, explicó que “al vencerse la ley, unos cuatro mil trabajadores y trabajadoras quedan sin resguardo y caerán en la incertidumbre de si siguen o no trabajando, ya que sus tareas estaban enmarcadas en la Emergencia”.

La ley de emergencia administrativa y tecnológica fue aprobada por pedido del Poder Ejecutivo bonaerense en 2016 y luego prorrogada cada año hasta abril de 2018, con el objetivo de flexibilizar el régimen de contratación en el Estado bonaerense estableciendo que la celebración de un contrato “no generará una expectativa o derecho a prórroga ni creará una relación de dependencia”.

El gremialista planteó que “es necesario estar en estado de alerta y movilización, ya que este gobierno ha demostrado que no le tiembla la mano a la hora de los despidos y muy probablemente deje sin trabajo a los contratados”. Y exigió que, una vez vencida la ley, “no se vuelva a aplicar una herramienta de desguace del Estado y se inicie el pase a planta permanente de todos los contratados”.

Desde ATE también se le exigió al gobierno bonaerense que “cambie el rumbo en la política salarial llamando a paritarias, garantice la estabilidad laboral pasando a planta permanente a los precarizados y optimice las condiciones de trabajo dignas de todos y todas”.