Paralización industrial: Por la corrida, los proveedores no entregan insumos

                RedacciónEDA

El renovado escenario de inestabilidad cambiaria tiene un efecto inmediato sobre numerosas áreas productivas, ya que ante la incertidumbre respecto del precio del dólar desaparecen los insumos para la producción cuyo valor tiene una incidencia de la divisa estadounidense, a la espera de una nueva estabilización del tipo de cambio.

Así, en un contexto de fuerte recesión, con la producción estancada y casi la mitad de las máquinas paradas en la mayoría de los rubros industriales, ahora se añade al dramático escenario la dificultad para adquirir insumos, ya que los distribuidores frenan su venta hasta fijar nuevos precios.

Fuentes del sector industrial confirman la desaparición de las listas de precios luego de la devaluación que inició el miércoles de esta semana y que el jueves llevó al dólar a su récord histórico de 43,50 pesos. Citado por BAE Negocios, el dueño de una fábrica bonaerense explicaba: “Está todo frenado. Si necesitás de manera irremediable mantener las máquinas encendidas, se paga un costo que nunca se sabe si será el real”. Desde el sector PyME añaden: “No sabíamos cuándo, pero ya intuíamos que este dólar iba a tener un movimiento y como todos los costos están dolarizados, iba a impactar en los insumos”.

La ausencia de precios por la desaparición de los proveedores del mercado es una estrategia habitual para evitar ventas por debajo del valor en medio de una corrida cambiaria. Esta dinámica fortalece la tendencia al enfriamiento productivo nacional, que está en los niveles más bajos de las últimas décadas.

Si bien este viernes, la importante suba de tasas del Banco Central logró bajar la cotización del dólar a cerca de 42 pesos, es improbable que los proveedores vuelvan a distribuir sus listados a inicios de la próxima semana, al menos hasta confirmar que la moneda estadounidense ha alcanzado un nuevo punto de equilibrio.