Los movimientos sociales llegarán desde las provincias hasta el Congreso

                RedacciónEDA

Al no tener todavía la personería gremial, los movimientos sociales necesitan visibilizarse en la calle. El objetivo de formar un sindicato ya está en camino, y el pasado 1 de mayo ya hicieron el anuncio con el intento de empezar a ser parte de la CGT.

Frente a la compleja realidad económica y social y mientras esto prospera, la CTEP, Barrios de Pie, la CCC, y el conjunto de organizaciones que nuclean a los trabajadores de la Economía Popular, realizarán una gran Marcha Federal por la unidad desde diferentes puntos de todo el país este 28 de mayo, para confluir el 1 de junio en el Congreso Nacional.

En ese sentido, Esteban Gringo Castro, secretario general de la CTEP, manifestó: “En este contexto de ajuste y deuda, de buscar ayuda en los que siempre nos condenaron a grandes crisis, el sector de la economía popular continúa organizándose y apostando a la unidad para seguir peleando por sus derechos”.

Esos derechos por los que pelan las organizaciones sociales, el papa Francisco los nucleó en tres:  Tierra, Techo y Trabajo, y este sector entonces está exigiendo la sanción de cinco leyes que los harían viables.

– La Ley de Emergencia Alimentaria promueve la Creación del Programa Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional para garantizar los requisitos nutricionales de niños y jóvenes.
– La Ley de Infraestructura Social destina un 25 % de los fondos de la obra pública nacional a las cooperativas del sector para realizarse en los barrios.
– El proyecto de Integración Urbana para que luego del Relevamiento Nacional de Barrios se concrete la expropiación de las tierras y se brinden los servicios básicos para completar su integración.
– La declaración de la Emergencia en Adicciones para concientizar y promover espacios de prevención y atención especializada hacia los chicos en situación de riesgo.
– La Ley de Acceso a la Tierra propone la constitución de un fondo fiduciario público de crédito para la agricultura familiar para facilitar el acceso a créditos destinados a la adquisición de tierras.