Fracasó la reunión de los gremios con Aerolíneas y continúa el conflicto

                RedacciónEDA

La negociación entre Aerolíneas Argentinas y los gremios en conflicto por un reclamo paritario finalmente no pudo completarse este viernes luego de que la empresa planteara como condición previa a la discusión salarial el análisis caso a caso de las 376 suspensiones decididas por la adhesión al paro del pasado 8 de noviembre.

El encuentro de negociación, previo al que Aerolíneas había reconocido la pertinencia del reclamo gremial respecto del no pago de la cláusula gatillo acordada a fines de 2017, se llevó a cabo en la sede de la empresa en el aeroparque metropolitano. Estuvieron presentes representantes gremiales de APA, UALA, APTA, UPSA y APA.

Pero la reunión no pudo llegar siquiera al punto de la oferta salarial prometida por Aerolíneas ya que sus representantes pusieron como condición para avanzar en la negociación el análisis de las 376 suspensiones que los gremios exigían levantar en bloque, tal como reconoce la propia empresa en un comunicado en el que detalla que propuso “analizar una por una las 376 suspensiones aplicadas a empleados de distintas áreas que hicieron abandono de tareas el día 8 de noviembre”. Desde AA se considera que las sanciones son “de índole personal y no gremial” y afirman que fueron aplicadas “por razones diferentes en cada caso”.

“Sin embargo, los gremios, como condición previa a cualquier conversación, decidieron reclamar la eliminación total de esas sanciones, lo que no tiene fundamento jurídico. Y se levantaron intempestivamente de la mesa de negociación retirándose sin escuchar la oferta salarial”, concluye el texto de la empresa.

Lo que se llegó a presentar de la oferta salarial “incluía una oferta consistente de ajuste salarial de cara a la paritaria que debe regir desde el 1 de octubre” que proponía una suma fija a pagar con los sueldos de diciembre y un ajuste porcentual posterior. Además, la empresa planteó “una mesa de diálogo sobre nuevas formas de organización laboral y de interpretación de las normas y pautas de trabajo que permitan mejorar la competitividad empresaria, un paso imprescindible ante los actuales cambios tecnológicos, organizativos y de mercado”.

Los gremios aeronáuticos exigen el levantamiento de las sanciones contra los 376 trabajadores como requisito previo a cualquier negociación salarial, por lo que esta semana podrían anunciarse nuevas medidas de lucha.