El salario real vuelve a caer y ya son 19 meses en baja

                RedacciónEDA

La devaluación, la inflación y los “flacos” acuerdos paritarios señalan que la remuneración por trabajo está en su menor nivel en más de diez años. Pese a que la inflación de los trabajadores marcó en junio (2,7%), una desaceleración respecto de mayo. De todos modos el indicador elaborado por el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), que impulsa la UMET y un conjunto de gremios de la CGT y las CTA, alcanzó el 55,7% interanual, lo que deja los salarios nuevamente a la baja.

Así el poder adquisitivo continúa en rojo ya que el salario real se hundió 8,8% en los últimos doce meses y acumuló su decimonovena caída consecutiva, que lo llevó al nivel más bajo en la última década. Desde el 2015 esa cifra se duplica y la pérdida alcanza el 16,4%, situación comparable a los años 2001-2002.

Según el informe, el 2,7% mensual de junio se ubicó dos décimas por debajo del dato revisado de mayo. Así, la medición interanual mostró un leve retroceso de 1,7 punto desde el pico de 57,4% de mayo, que fue el más alto en 27 años. En el sexto mes del año la inflación estuvo impulsada según sectores y fue dispar: Esparcimiento (6,3%), a raíz del alza estacional de la hotelería y las entradas de cine; Vivienda (3,7%), por la suba del 8% en las facturas de gas de mayo que se pagaron el mes pasado y del 3% en alquileres; Alimentos y bebidas y Equipamiento del hogar (2,7%)

La desaceleración, en parte se atribuye a la baja del dólar que fue del 5% a lo largo de junio, desaceleración que podría ser frenada el próximo mes por el aumento de combustibles que hubo días atrás.

Si bien la leve baja del ritmo inflacionario frenó el desplome de los ingresos, el poder de compra sigue sin rebotar. «Comparado contra mayo, el salario parece haberse estabilizado», señala el informe, que advierte que en términos reales alcanzó el menor nivel de la serie elaborada por el IET que comienza en enero de 2009.