Peligra el inicio de clases: sólo cinco provincias acordaron salarios con los gremios docentes

                RedacciónEDA

A días de arrancar el calendario escolar, aún no está garantizado el inicio del ciclo lectivo en las provincias, que en su mayoría, no acordaron acuerdo salarial con los gremios docentes, y que además amenazan con un paro de no cambiar de forma significativa la oferta salarial para el 2019.

El inicio de clases está previsto para el próximo miércoles, 6 de marzo. Sin embargo, sólo 5 provincias cerraron acuerdos. Algunas, no se sentaron ni siquiera a discutir la pauta salarial de 2019 y otras están en pleno tironeo.

Uno de los factores que genera que no se concrete un acuerdo es la pérdida salarial de 2018. En muchas provincias, no se conoce con exactitud de cuánto fue esa pérdida pero se estima que entre un 15 y un 20 por ciento. Por esto, en Santa Fe, Corrientes, Córdoba, La Rioja los gobiernos aún no adelantaron siquiera un porcentaje de aumento.

En la provincia de Buenos Aires, la ciudad de Buenos Aires, Entre Ríos y Tierra del Fuego ya hubo ofrecimientos, pero los sindicatos dilataron su respuesta. El Gobierno de Vidal se reúne por segunda vez este miércoles con los gremios docentes por paritarias

Y en Río Negro, Jujuy, Catamarca, Salta y Tucumán los gremios analizan las propuestas salariales y reconocen que la actualización por inflación es la mejor herramienta para limitar la conflictividad pero de todos modos temen no tener todas las garantías para no volver a perder en el 2019.

Las provincias que alcanzaron un trato son: Santiago del Estero, donde el gobernador decretó un aumento del 40%en el básico docente, y Misiones, que acordó el 23% de alza con uno de los cuatro gremios provinciales.

Son seis las provincias donde aún no hubo negociación: Chaco, San Juan, San Luis, Formosa, La Pampa y Santa Cruz.

El inicio de clases depende de lo que se resuelva en las negociaciones provinciales y de la actitud que adopten los gremios docentes nacionales y el Ministerio de Educación, que conduce Alejandro Finocchiario.

Los gremios reclaman una serie de medidas cuya resolución depende del gobierno nacional. La principal, que encabeza la Ctera, es la convocatoria a la paritaria nacional docente. Sin embargo, Finocchiaro descartó ese pedido.

El gremio, que es el mayoritario entre los maestros, tiene convocado su congreso para pasado mañana y podrían definir un paro de actividades. Otro reclamo que enfrenta el Gobierno es el de adelantar a marzo el aumento del salario inicial -previsto para junio-, lo que llevaría el sueldo que perciben aproximadamente 250.000 maestros de 12.500 a 15.000 pesos.

En la reunión del jueves pasado, entre el Gobierno y los sindicatos docentes nacionales, de la que no participó la Ctera, el ministro de Producción, Dante Sica, se comprometió a analizar el pedido.

Por otro lado, los dirigentes de UDA, de la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET) y de la Confederación de Educadores Argentinos (CEA), reclamaron el aumento de una serie de asignaciones que cobran los maestros.

También, que el Gobierno aumente las partidas del Fondo Compensador. De estos puntos, el ministro descartó ceder ante los reclamos.