La venta de autos, en caída libre: bajó 51% en abril y estiman cierres de concesionarias

                RedacciónEDA

La venta de autos empeora mes a mes: cayó 51% en abril en relación al mismo mes del año pasado y se estima que cada 24 horas, se venden 1.500 autos menos que en 2018. Una situación compleja que golpea a las concesionarias, que ante la baja de la demanda recortan personal e incluso cierran sus puertas.

La Cámara de Comercio Automotor (CCA) indicó que el sector se encuentra «en terapia intensiva» y que las concesionarias no resisten: «Muchas empresas han cerrado y otras están en ese camino. Mucha gente pierde su trabajo». «Admiramos a los empresarios de nuestro sector que en este camino dificultoso están encontrando salidas y nichos para perdurar», sostuvieron desde la entidad.

Solo se encuentra una luz de esperanza en la venta de autos usados, ya que muchos trabajadores no pueden mantenerlo y deciden vender su vehículo para quitarse un gasto de encima: «El mercado del auto usado sigue subsistiendo porque hay mucha oferta de particulares que dejan sus vehículos en las agencias para su venta. La crisis que se vive, hace que no puedan mantenerlos y focalicen sus prioridades en otras necesidades», afirmaron.

A su vez, desde la entidad se refirieron a las «preguntas sin respuesta del gobierno respecto al sector». También advirtieron que seguirán pidiendo mejoras para la reactivación del negocio. En los primeros cuatro meses del año, se patentaron 176.596 vehículos, que muestra una baja del 50% frente a las 353.156 unidades del mismo periodo de 2018. Y todavía el piso no se encontró, según estiman consultoras privadas, por lo cual todavía la venta puede seguir en caída.