Inseguridad laboral: el delito se adapta a las nuevas formas de trabajo

                RedacciónEDA

La inseguridad está a la orden del día. Los ataques a los trabajadores de Glovo, Rappi, Uber y Cabify se producen cada vez con más frecuencia porque es fácil ubicarlos a través de las aplicaciones que utilizan para su contratación, y así los asaltan llevándoles el efectivo y todas las pertenencias que suelen llevar.

De hecho, uno de los casos que causó conmoción, fue el de Kevin Sanhueza (27) quien vino desde Neuquén a La Plata para estudiar Arquitectura hace cinco años, y al tener una bicicleta buscó un trabajo de noche en Glovo para sortear sus gastos. Así sufrió un violento ataque en el que le dieron un tiro en el pecho que pudo costarle la vida.

Kevin está recuperándose lentamente, pero el ataque que sufrió causó impacto y expuso una nueva tendencia: los asaltos a los trabajadores de aplicaciones como Glovo, Rappi, Uber y Cabify. Además del rubro, todos ellos tienen en común que se mueven con plata, celular y un vehículo y que tienen que ir a lugares que muchas veces no conocen. Quien solicita sus servicios, además, puede seguir su ubicación por GPS en tiempo real. Así son tentadores y vulnerables: robarles es fácil para los ladrones y siempre les garantiza un botín.

Diez días después del asalto al estudiante, también en La Plata, Diego Amarillo (40), otro glover sufrió el robo de su moto, en 54 y 22. Otro caso grave fue el que sufrió el repartidor Leandro García Etcheto en la esquina platense de 31 y 42. Cuatro motochorros en dos motos lo rodearon, le clavaron un cuchillo en el pecho y en una pierna y le sacaron el celular y la billetera.

En otros casos, como los traslados de UBER, los ladrones hacen el viaje y sorprenden al conductor cuando llegan a destino. Como le pasó a Daniel Brito (36): “Un viernes a las 8 de la mañana acepté un viaje en Villa Ballester, cerca de la villa La Rana. Subieron dos chicas alcoholizadas. Cuando llegamos al destino, sacaron un cuchillo y me robaron el celular y el cargador. Afuera las esperaba otro y se fugaron.

A raíz de estos frecuentes hechos se realizó una fuerte protesta de glovers en pleno centro platense (7 y 50), el último viernes, donde los trabajadores comenzaron a organizarse para reclamar mayor seguridad y mejores condiciones de trabajo ya que cuando les roban no sólo les sacan sus pertenencias sino también sus herramientas de trabajo y muchas veces plata que luego deben reponer a la empresa sin que se la reconozcan, lo que muestra las condiciones de precarización que presentan estas nuevas formas de trabajo.