Gran convocatoria gremial en la marcha del 24 de marzo donde pidieron a la CGT «un paro nacional»

                RedacciónEDA

Casi sin distinción movilizaron este domingo a Plaza de Mayo los distintos sectores gremiales al cumplirse 43 años del último golpe cívico-militar. Se suma a la fecha tan particular de la conmemoración de un nuevo aniversario de aquella trágica fecha, un descontento social generalizado que encuentra eco en los movimientos de Derechos Humanos.

El espacio gremial cegetista ratificó su presencia en la marcha principal de la jornada, luego de un encuentro que sus principales referentes mantuvieron en la sede de Abuelas de Plaza de Mayo.

A través de un comunicado, desde el sector resaltaron “el valor de la unidad”, y realzaron “el hecho histórico de que por primera vez se sumen a la convocatoria 70 organizaciones confederadas en la CGT y en ambas CTA”.

La convocatoria de la mesa nacional de organismos de derechos humanos citó a todos y a todas a las 14 en las cercanías de la Plaza bajo la consigna “Con memoria y unidad luchemos por la patria que soñaron los y las 30 mil”; allí, en donde confluyeron con la Asociación Madres de Plaza de Mayo, horas más tarde leyeron un documento donde se  denunció que «la democracia está en peligro».

El acto central contó con la presencia de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto; de Taty Almeida, integrante de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora; y de otros organismos de derechos humanos como H.I.J.O.S. Capital; Asamblea Permanente por los Derechos Humanos; Centro de Estudios Legales y Sociales; y el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos.

El documento, de 18 páginas, fue leído por varios de los organizadores mediante tandas ante una multitud que no dejó de manifestar su rechazo al gobierno del presidente Mauricio Macri; y en particular a la labor de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich; y del secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj.

«Estamos en esta Plaza porque queremos seguir defendiendo la democracia, que hoy está en peligro. No tener derecho al trabajo, a la alimentación, a la salud, a la educación y a la vivienda, genera pobreza y hambre«, señala el documento que se leyó en esta nueva edición del Día de la Memoria.