Francia: Los “chalecos amarillos” volvieron a las calles

                RedacciónEDA

En Francia, los “chalecos amarillos” volvieron a marchar por las calles de Paris en protesta por los aumentos del costo de vida. En comparación a otras movilizaciones, la policía destacó que esta última contó con menos manifestantes. Esto fue consecuencia de la decisión del presidente, Emmanuel Macron, de anunciar un paquete de medidas por más de 10.000 millones de euros para cumplir con las demandas de los hombres que lanzaron las huelgas, como subir el salario mínimo y reducir los impuestos.

Lo que no se modificó fueron los incidentes (al menos 65 personas terminaron detenidas) y los piquetes, como el que se realizó en la frontera española de Junquera, donde se vio a algunos participantes enarbolando banderas independentistas catalanas. En otros puntos de Francia, como en Saint-Étienne (sureste), se realizaron marchas en las rotondas, impidiendo el normal tránsito.

En este marco, un automovilista de 36 años chocó contra un camión detenido por un piquete en la localidad de Perpignan, cerca de la frontera con España, y falleció. Se trató de la décima persona que murió en esta serie de movilizaciones de “chalecos amarillos”.

Vale destacar que estas movilizaciones masivas comenzaron en noviembre, en rechazo a la suba de combustibles e impuestos, y nació al margen de sindicatos y partidos políticos. Su desarrollo se dio en los principales centros urbanos, con una organización vía redes sociales y movilizó a gran parte de la clase media, agobiada por el aumento del costo de vida. La administración de Macron no tuvo más opciones que realizar concesiones para calmar los ánimos.