El Frente Sindical y las dos CTA le pusieron fecha al paro: 30 de abril

                RedacciónEDA

Con un acto en la sede del Smata de calle Belgrano y ante un auditorio colmado de militancia gremial, el Frente Sindical por el Modelo Nacional (Fresimona), confirmó la convocatoria a un paro nacional para el próximo 30 de abril. Las dos CTA, durante la mañana también llevaron adelante un plenario conjunto, se sumaron al acto para plantear su impulso a un paro conjunto.

En la apertura del acto intervinieron varios referente de los distintos gremios integrantes del Fresimona, destacándose en particular la intervención del camionero Pablo Moyano. Luego el secretario general del gremio de canillitas, Omar Plaíni, dio lectura al documento acordado por el Frente Sindical, titulado “No nos queda otro camino. Plan de lucha. Paro general”.

En el mismo, las regionales de la Confederación General del Trabajo reunidas en Smata plantean: “No nos queda otro camino, el actual gobierno no escucha a los trabajadores, hace del diálogo un monólogo y avanza con esta política que ha llevado a la Argentina al borde de la quiebra”.

Luego denuncia que la “crisis colosal” en la que está sumido el país “no es fruto de ninguna causa externa, de herencias ni de tormentas”. “Tampoco es impericia -añade-. Desde que asumió, el presidente Mauricio Macri y su equipo de Gobierno no dejaron ningún lugar a dudas respecto del plan que iban a implementar”. En ese sentido se denuncian medidas como “la claudicación a los fondos buitre”, la liberalización del mercado cambiario, el levantamiento del cepo que permitió una fuga de capitales récord, la eliminación de las retenciones a las mineras y a la exportación de cereales, etc.

Luego se resume el programa de reivindicaciones en cinco puntos, “para evitar la desintegración de la Patria”:

“1. Rechazo a todo intento de reforma laboral. Paritarias libres. Aumento de emergencia del salario mínimo, vital y móvil.
2. Cambio de la política económica. Protección de la industria nacional, Pymes y economías regionales. Regulación de las importaciones. Recuperación del mercado interno. Emergencia ocupacional, alimentaria y sanitaria. Total repudio al acuerdo con el FMI.
3. Retrotraer las tarifas de los servicios al 1/12/2017, de acuerdo a la Ley 27.743 sancionada por el Congreso de la Nación y vetada por el Presidente mediante el decreto 499/2018. Revisión del precio de los combustibles. Regulación y control estricto del precio de los servicios públicos.
4. Derogación de la reforma previsional. Aumento de emergencia de las jubilaciones y pensiones.
5. Defensa de la producción y la mano de obra nacional”.

Después de la lectura del texto, subieron al escenario los dirigentes de las CTA que venían de su plenario conjunto, e hicieron uso de la palabra Pablo Micheli y Hugo Yasky para reafirmar la convocatoria conjunta a la medida de fuerza, que anticiparon será “un parazo”.

El cierre del acto estuvo a cargo del titular del Smata Ricardo Pignanelli, del bancario Sergio Palazzo y del camionero Hugo Moyano, que no ahorraron críticas al gobierno y al presidente Macri ni chicanas hacia los convocantes del paro de transporte del 1 de mayo, anunciado esta semana por la CATT.