Chubut en llamas: Paros estatales, ollas populares, cortes de rutas y ocupación de edificios

RedacciónEDA

Desde inicios de la semana los estatales chubutenses están llevando adelante un plan de lucha para reclamar por la falta de cumplimiento de los acuerdos paritarios para los trabajadores del Estado de la provincia. En la localidad de Sarmiento, también se sumaron al corte de la ruta 26 los petroleros.

Leonardo Pi, secretario General de la Asociación de Trabajadores de la Educación de Chubut (Atech), explicó: “La situación es muy compleja, se anunció el pago escalonado del sueldo para el 16, 23 o 29 según los escalafones, estamos sin obra social por un desfinanciamiento generalizado, es un escenario muy efervescente en la zona del valle con permanencia en las rutas, volanteadas, cortes intermitentes y permanencia en los edificios públicos, además del paro de 120 horas hasta el viernes 16, con ollas populares y otras acciones de visibilización de lo que estamos viviendo”.

Entre el lunes y el miércoles pararon los trabajadores de ATE de la provincia, mientras que los docentes de Atech llevan adelante un paro desde el día lunes, que se extenderá hasta el viernes, inclusive. Directivos de una veintena de escuelas de Esquel emitieron un comunicado denunciando además que el Gobierno provincial los presiona para señalar a los docentes que paran. El texto plantea: “La población debe comprender que el personal de las escuelas no ha cobrado sus haberes de julio, está cortada la obra social y en cada escuela lidiamos con las dificultades de falta de infraestructura o de cargos y recursos. La educación pública está siendo avasallada y múltiples aspectos están en juego en el presente conflicto”.

También se denuncian graves condiciones edilicias en las escuelas, donde el frío patagónico hace imposible la cursada en edificios sin calefacción. Además, la suspensión de la Obra Social Seros afecta a los afiliados activos y a los jubilados.

El gobernador Mariano Arcioni, de Chubut somos todos, respondió: “Con paros y cortes de ruta no hacen más que seguir destruyendo la economía”. Mientras tanto, los estatales continúan con la convocatoria a asambleas y clases públicas. Además de la situación docente, se denuncia la falta de insumos en hospitales y se exige el transporte educativo gratuito (TEG) para docentes y estudiantes.

Noemí Barra, docente de la lista Marrón, señaló: “Arcioni nos está endeudando la provincia, van a pagar la deuda. El año pasado firmaron el pacto fiscal y no pudieron firmar el presupuesto porque no llegaron a un acuerdo. Acá no gobierna Cambiemos, sin embargo los legisladores de Arcioni votan toda las leyes del gobierno nacional”. Y agregó: “Los docentes no solo estamos reclamando por la recomposición salarial, sino también por la infraestructura de los colegios. En algunos hubo derrumbes, en otros estuvieron sin gas, otros con fuga de gas, así como goteras, paredes electrificadas, desbordes de cloacas, falta de agua, contaminación en los tanques por falta de mantenimiento. El domingo pasado, estas escuelas se abrieron para las elecciones quedando reflejadas las distintas problemáticas debido a unas pocas horas de lluvia y bajas temperaturas”.

En medio del conflicto, renunció el ministro de Economía provincial Luis Tarrío, quien será reemplazado este jueves por el subsecretario de Coordinación Financiera de la Provincia, Oscar Antonena, quien será el responsable de intentar acordar con Nación la refinanciación de un vencimiento de 700 millones que tiene Provincia este mes, además de buscar obtener un Aporte del Tesoro Nacional por unos 400 millones de pesos que colabore con el pago de los salarios adeudados.