Canale cierra su planta de Llavallol y despide a 100 trabajadores

                RedacciónEDA

Canale, que estaba en concurso preventivo, decidió cerrar las puertas de su planta en Llavallol y dejó a sus 100 operarios en la calle. La situación desde hacía varios meses no era positiva: los empleados relataron que sufrieron atrasos de salarios, no contaron con obra social y ART y no trabajaron, ya que la producción se paralizó.

La mayoría de los despedidos cuenta con más de 20 años de antigüedad. En este contexto, decidieron realizar una ocupación pacífica de la firma para impedir para evitar que los dueños vendan la maquinaria y para mantener las fuente de trabajo. «¡Queremos seguir trabajando!», señalaron.

Desde la compañía indicaron que la crisis a nivel nacional en la industria alimenticia se debe a la apertura indiscriminada de las importaciones, la caída de la demanda agregada, la suba de tarifas y la falta de políticas públicas para el sector.