El valor de los alquileres supera la inflación y se multiplica la rescisión de contratos

                RedacciónEDA

El acceso a la vivienda en la Capital Federal se ha convertido en un obstáculo difícil de sortear. En primer lugar por inaccesibilidad de los precios pero también por las idas y vueltas de la ley de alquileres que no termina de tomar forma y hasta se amenaza desde el gobierno con darla de baja.

Hasta tanto se regularicen estas dos situaciones, una especie de “caos” reina en el mundo de los alquileres donde en el segundo trimestre por ejemplo el valor de los monoambientes aumentó un 37%. Eso significa que los alquileres subieron por arriba de la inflación porteña que, en promedio para el mismo período, se ubicó en el 27,9% interanual.

De ese modo, el precio de alquiler por metro cuadrado de un usado creció en promedio 37,6% para los monoambientes; 35,8% en departamentos de dos ambientes, y del 31,2% para las unidades de tres ambientes.

De esta manera, los datos publicados en el informe que difunde la Dirección General de Estadísticas y Censos de la Ciudad de Buenos Aires confirman oficialmente que el alza de los alquileres supera a la inflación por quinto período consecutivo.

Desde Inquilinos agrupados explicaron que “Las consecuencias de estos desfasajes son las rescisiones de contratos”. La situación se define como “grave”.  “Lo que está sucediendo es que los alquileres tienen la indexación semestral que fija el mercado inmobiliario y que antes de finalizado el contrato los inquilinos ya no están en condiciones de pagar y, por eso, terminan eligiendo opciones más baratas, más chicas, en barrios más económicos”.

El referente de los inquilinos insistió en una nueva Ley de Alquileres que evite el aumento de precios por encima de la inflación, único camino viable para que los inquilinos sigan pagando y los propietarios sigan cobrando” afirmó.