Cabildo abierto de científicos en defensa del Conicet

                RedacciónEDA

Científicos de todo el país se constituyeron en un “cabildo abierto”, presentaron un manifiesto en defensa de la producción científica local y convocaron a defender al Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet).

Bajo el slogan “No a la extinción de la ciencia argentina”, más de 150 investigadores de todo el país, incluidos numerosos directores de institutos del Conicet, se reunieron en el Museo de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia de Parque Centenario para presentar un manifiesto en defensa de la ciencia nacional, atacada por las políticas de austeridad del Gobierno nacional.

El texto, que fue firmado por el 90% de los directores de institutos científicos del país, arranca con el recuerdo de los hechos de hace 209 años, cuando el proceso independentista nacional dio sus primeros pasos con un Cabildo Abierto, y luego denuncia las urgentes necesidades financieras para mantener la producción científica del país, un aspecto que es considerado también como fuerte requisito para la independencia política y económica.

La actividad se replicó en más de 20 localidades a nivel nacional, denunciando el estado crítico de los laboratorios y centros de investigación. Juan Pablo Paz, director del Instituto de Física de Buenos Aires, detalló: “El poder de compra de los subsidios está pulverizado, la Agencia de Promoción Científica y Tecnológica incumple compromisos asumidos, los fondos para gastos operativos del Conicet se redujeron del 10% al 4% de su presupuesto desde 2015”.

Los científicos denuncian que los 1000 millones de pesos anunciados como aporte extraordinario por el Gobierno para normalizar el funcionamiento del sistema científico del país son absolutamente insuficientes, ya que se requieren por lo menos 23.000 millones más que lo asignado en el Presupuesto 2019.

Jorge Aliaga, secretario de planeamiento y evaluación institucional de la Universidad Nacional de
Hurlingham, denunció los fuertes recortes a la ciencia, que en algunos rubros llegaron al 70%. Respecto de la promesa de fondos del Gobierno, consideró: “Resulta difícil evaluar su real dimensión. ¿Son mil millones ‘nuevos’ o incluyen 500 que ya se le habían dado al Conicet? Por otro lado, no hay nada para la Conae, la CNEA, el INTA, el INTI. Incluso si fueran fondos extras, sería una cifra muy baja”.

Los científicos proponen que la defensa de la producción científica y tecnológica nacional forma parte de la agenda pública y por eso se proponen para discutir el tema con todos los precandidatos presidenciales, a los que desde ya piden se pronuncien sobre el particular. También exigen la reinstalación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, degradado a secretaria por Cambiemos, la declaración de “emergencia presupuestaria” en el Conicet y la sanción de una ley de financiamiento para el sector. El próximo martes, una delegación se reunirá con el ex ministro y actual secretario del área, Lino Barañao.