Ahora Coca Cola pidió un procedimiento preventivo de crisis por la caída en las ventas

                RedacciónEDA

Una de las plantas de la famosa embotelladora de bebidas gaseosas presentó este miércoles un procedimiento de crisis y están en riesgo unos 600 puestos de trabajo, que podrían ser suspendidos o efectuar despidos con indemnizaciones más bajas.

La histórica embotelladora de Coca cola, Femsa, no escapa a las dificultades de la recesión y la caída de las ventas y por lo tanto acaba de presentar un pedido de Plan Preventivo de Crisis (PPC).

Así es que en el día de hoy se desarrolló una primera reunión donde los representantes de Femsa expusieron la situación de la empresa al gobierno y después de un cuarto intermedio, el  viernes se realizará un nuevo encuentro para “analizar cuáles son las alternativas existentes y el camino a seguir”, explicaron desde la cartera de Producción que conduce Dante Sica.

Por su parte, desde la empresa Coca-Cola FEMSA Argentina señalaron que la empresa “está atravesando una etapa compleja debido a la desaceleración del consumo, lo que la ha colocado en la necesidad de readecuar su estructura de trabajo y por lo tanto presentó un procedimiento de crisis para la planta que opera en Nueva Pompeya, no así la de Esteban Echeverría que de momento funciona con normalidad”.

El Proceso Preventivo de Crisis se inicia cuando la reducción de personal afecta a más del 15% de los trabajadores en empresas de menos de 400 trabajadores; a más del 10% en empresas de entre 400 y 1.000 trabajadores; y a más del 5% en empresas de más de 1.000 trabajadores.

El objetivo, según detalla la Secretaría, es tramitarlo “con carácter previo a la comunicación de despidos o suspensiones por razones de fuerza mayor, causas económicas o tecnológicas”.

Esa medida le permite a las empresas efectivizar suspensiones y pagar menos por las indemnizaciones, así como bajar costos, abrir retiros voluntarios y en algunos casos la polémica se establece pues se intentan flexibilizar ciertos puntos del convenio de trabajo.

Coca-Cola es la embotelladora más grande del mundo, que en nuestro país, además de la de Pompeya, cuenta con otra planta en la localidad bonaerense de Monte Grande donde se producen aguas saborizadas y jugos, y cuatro centros de distribución.