Acindar despidió a todo el personal de su planta de Navarro

                RedacciónEDA

Los industriales lo habían anticipado estos días en una importante reunión: la significativa caída de la actividad y su impacto directo con el nivel de empleo. Lo plantearon particularmente en el caso de las PyMes pero casos como el de ACINDAR hacen saber que, la recesión está haciendo estragos aún en las empresas de primer nivel.

Lentamente, la reconocida empresa fabricante de acero se deshizo de a poco del personal que se desempeñaba en Navarro. De a poco se fue achicando la planta que hace dos años contaba con 150 empleados y finalmente este miércoles despidió a los pocos que quedaban.

“Nos encontramos con esta noticia desagradable, nos acaban de informar los trabajadores que cuando llegaron (a sus casas) se encontraron con los telegramas”, confirmó el abogado de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) quien además denunció en las redes sociales que – que se trató de una decisión “intempestiva y arbitraria”.

Los despidos, las suspensiones y los retiros de algún modo anticipaban este triste final. El gremio ya venía anticipando la crítica situación y la intención de vaciar la emblemática planta.

“No hubo aviso ni absolutamente ninguna notificación previa. Veníamos luchando hace dos años para que esta planta no cierre”, lamentó Cerra.

En ese sentido, el gremio iniciará las acciones correspondientes en el Ministerio de Trabajo provincial con el fin de que se pacte una audiencia con la empresa para el día viernes o el lunes. “Como mínimo queremos la conciliación obligatoria para negociar con los trabajadores adentro”, anticipó el abogado.

En noviembre de 2016 Acindar eliminó uno de los dos turnos de laminado y unos 80 empleados decidieron tomar retiros voluntarios frente a la compleja situación y la empresa argumentó el cierre del último turno por la caída libre de la demanda y en vistas de una recesión que recrudece.