Vidal no intentará frenar el paro convocando a los docentes

                RedacciónEDA

Pese a haber pedido disculpas respecto al tratamiento que ha venido dando a los docentes, la gobernadora María Eugenia Vidal, no convocará a los gremios para intentar que este miércoles se inicien las clases.

Llamará a los gremios tras la protesta. Quedó de lado el viejo intento de intentar hasta último momento un acuerdo que pueda evitar el impacto de la huelga de 72 horas lanzada por los maestros en el inicio del ciclo lectivo.

De momento el gobierno está más abocado a difundir que de llevarse a cabo la medida la provincia descontará los días de paro que de encauzar el conflicto que afecta a 4,5 millones de niños y 350.000 maestros.

En la Asamblea Legislativa, Vidal jugó una carta novedosa para intentar resolver el conflicto que más pesa a su administración: pidió perdón a los docentes y buscó recomponer la confianza perdida el año pasado, cuando no se firmó un acuerdo en paritarias y hubo un récord de 29 días de paro.

Vidal intentó poner la responsabilidad del fracaso en los sindicatos: «Muchos de ustedes se han visto perjudicados por el conflicto que tuvimos con los gremios», disparó la gobernadora. «Quiero pedirles perdón si en algún momento sintieron que nos equivocamos», dijo la jefa de Estado.

El paro de estos días es más amplio aún. No sólo involucra a los docentes la medida por 72 horas. También anunciaron una huelga los empleados judiciales y los estatales. Vidal no evitará la medida. No dictará la conciliación obligatoria.

La idea hasta  hace unas horas era no sentarse a negociar hasta una vez que concluya la medida de fuerza, que afectará a 4,5 millones de niños que estudian en 18.000 escuelas públicas y privadas de la provincia.

Lo cierto es que no se descarta un cambio de último momento, por lo cual, todos los involucrados están atentos a que el teléfono pueda sonar durante el fin de semana largo.