Reino Unido: Ford cierra una planta y se calculan 1.700 despidos

                RedacciónEDA

Ford decidió cerrar una planta de producción de Reino Unido en el año 2020 ya que argumenta que perdió competitividad debido a “los cambios en las demandas de los consumidores” y que posee “desventajas en cuanto a costos”. Por esta determinación, casi 1700 personas perderán su puesto de empleo.

La planta de la empresa, ubicada en Bridgend, sostuvo que se tornó “económicamente insostenible“. A su vez, comunicó a los empleados que en septiembre del próximo año comenzará a reducir los puestos de trabajo en diversas fases. “Como uno de los grandes empleadores del Reino Unido durante más de un siglo, sabemos que el cierre de Bridgend va a ser difícil para muchos de nuestros trabajadores“, afirmó el presidente de Ford en Europa, Stuart Rowley.

La planta galesa, abierta en 1977, fue afectada por la finalización del contrato para producir motores para Jaguar Land Rover y la conclusión de la fabricación de la anterior generación de motores para el Ford GTDi. Según Ford, hay otras de sus instalaciones que son capaces de fabricar las nuevas generaciones de motores con costos más bajos.

El anuncio del cierre es un nuevo revés para la industria automovilística del Reino Unido. En febrero, la japonesa Honda anunció la clausura en 2021 de su planta en Swindon (Inglaterra), lo que supondrá un recorte de 3.500 empleos, mientras que Nissan revirtió su decisión de construir en Sunderland (Inglaterra) su nuevo modelo X-Trail.