Millonario crédito oficial para evitar la quiebra de Molinos Cañuelas

                RedacciónEDA

La empresa Molinos Cañuelas recibiría en los próximos días un crédito por parte del Bice (Banco de Inversión y Comercio Exterior) por 4,5 millones de dólares, lo que le permitiría seguir operando y garantizar los 3.500 puestos de trabajo que tiene en sus 21 plantas a nivel nacional.

El crédito del Gobierno, a diez años y con una tasa baja del 6% anual, permitiría que la empresa renegocie sus importantes pasivos financieros con sus múltiples acreedores, que incluyen a más de 40 empresas, entre ellas la CFI del Banco Mundial y los bancos holandeses ING y Rabobank. El banco Macro, que tiene el 0,7% de la deuda, ya había pedido la quiebra de la empresa. Trascendió que la deuda total de la firma superaría los u$s1.350 millones.

El titular de Molinos Cañuelas, Aldo Navilli, eligió a la consultora Lazard para negociar los acuerdos de crisis con sus diversos acreedores y la renegociación de su pesada deuda. En un comunicado de prensa de la empresa se informa que ya se “alcanzó un principio de acuerdo con los Comités de Acreedores financieros, integrados por instituciones multilaterales de crédito y financieras internacionales, como así también varios de los más importantes bancos públicos y privados nacionales, que representan un porcentaje abrumadoramente mayoritario del total de su deuda financiera”.

Así, desde la empresa alimenticia destacaron que “las partes del acuerdo se encuentran trabajando activamente en la instrumentación de la documentación definitiva” y anticiparon que luego de esta difícil negociación “el proceso de continuación de nuestras operaciones industriales y comerciales, en forma normal”.

Molinos Cañuelas se especializa en la elaboración de harinas, aceites, galletitas, panificados, pre mezclas para pizzas y alimentos congelados, entre otros, en las 21 plantas que posee en distintos puntos del país.