Menos empleo y peores salarios: se perdieron 70 mil puestos de trabajo y 12 puntos de poder de compra

                RedacciónEDA

En plena curva descendente, la economía argentina registró entre septiembre del 2017 y el mismo mes de este año una pérdida registrada de 70.000 puestos de trabajo, el equivalente Según la Secretaría de Trabajo a un 0,6% de caída.

Los datos surgen del informe que dio a conocer este miércoles el Ministerio de Producción y Trabajo. Los más afectados resultaron los trabajadores del sector privado. Allí se destruyeron en doce meses más de 36.000 puestos de empleo registrados, la mayoría en el sector manufacturero.

De acuerdo entonces con los datos de Trabajo, en septiembre había 12.182.400 millones de empleados registrados en el sistema, de los cuales 8.675.200 eran del sector privado y 3.161.300 eran empleados públicos de los tres niveles (Nación, provincias y municipios).

La caída del empleo estatal fue de 4.400 puestos en el noveno mes del año. Otros 345.800 eran monotributistas sociales, cuyo padrón se redujo exponencialmente. Fueron 64.000 menos que hace un año ya que la administración nacional dio de baja el monotributo agropecuario.

Los sectores que más mano de obra expulsaron en septiembre fueron Comercio y Reparaciones, con 7.100; Industrias, 40.000; Actividades inmobiliarias, empresarias y de alquiler, 500; Transporte, comunicación, logística, 5.600 y Construcción, 4.100.

Los sectores que crecieron fueron la Enseñanza, que incrementó el nivel de empleo en 7800 puestos, Agricultura (5100) y Explotación de minas y canteras (3900).

Un caso paradigmático es el de la industria manufacturera, que desde hace meses muestra señales de agotamiento ante la crisis. La estrepitosa caída de la actividad industrial de septiembre del 11,5 se traduce también en el empleo registrado del sector: 9.300 son los puestos de trabajo que se perdieron.

En el año, el empleo industrial cayó en 42.200 puestos y el dato más alarmante es el resumen de los tres años de gestión de Cambiemos: la producción industrial perdió 107.300 trabajadores registrados.

Por el lado del salario, las noticias tampoco son buenas. Según estimó la Secretaría de Trabajo, los trabajadores formales registraron un aumento interanual del 25,2 por ciento de su salario contra una inflación del 40,5% en el mismo período. El cálculo entre ambos arroja una pérdida del poder adquisitivo de casi 11 puntos.

El Indec, por su parte, difundió el índice de salarios que según el organismo, en septiembre la variación de los sueldos fue de un 2,9 contra un IPC de 6,5.

El índice de salarios total, tuvo una variación interanual del 23,7% contra una inflación acumulada del 40,5% en el mismo período. En este caso, los salarios tienen una capacidad de compra 12% menor que en septiembre del año pasado.

 

Según el órgano estadístico oficial, durante los primeros nueve meses los salarios corrieron por detrás de la inflación con un 18,6 por ciento de aumento contra los 34,2 puntos que acumuló hasta esa fecha el IPC.

 

De mantenerse esta tendencia a la baja, los salarios registrarían en 2018 la peor caída del poder adquisitivo desde el año 2002, cuando superó los 25 puntos porcentuales.