Más ajuste: suspenden 12.000 planes sociales en medio de una aguda crisis económica

                RedacciónEDA

La excusa para eliminar los miles de planes sociales fue incumplir los requisitos educativos. Con ese argumento, el gobierno suspendió el pago de un promedio mensual de 12.000 beneficiarios que no presentan los requisitos que son obligatorios desde febrero de 2018: terminalidad educativa, cursos de formación laboral y al menos una visita médica al año.

Más allá de la preocupación generada, de acuerdo a lo informado por el Ministerio de Salud y Desarrollo Social, a cargo de Carolina Stanley, en esa situación está el 3% de 400.000 titulares del plan Hacemos Futuro (HF) pero podrían reanudar el cobro apenas regularicen su situación.

Para ello, los beneficiarios deben presentar los certificados que acreditan esos requisitos. El trámite es inmediato y se puede hacer a la línea gratuita 130. El nuevo sistema de suspensión de pagos rige desde febrero de 2018 y se aplicó mediante la resolución 2018-96.

En medio de la crítica situación laboral y social desde la cartera de Stanley intentan transmitir alguna buena noticia y así Trabajo señala que unos 14.600 titulares de los planes HF dejaron de percibir la asignación por haber encontrado empleo en el mercado formal.

Como paliativo para 2019, se destinarán 39.000 millones de pesos para el programa Hacemos Futuro, mientras que el presupuesto de la Asignación Universal por Hijo (AUH), que cubre a 4.000.000 de niños que cobran 1683 pesos por mes, será de $110.000 millones.

“Todos los meses hacemos un cruce para saber que los titulares del HF están cumpliendo con las tareas obligatorias y en caso de detectar que alguien no las cumple lo acompañamos para que se ponga al día con las tres acciones obligatorias que debe realizar”, señalaron desde Desarrollo Social para quitar dramatismo al recorte.

Asimismo, Desarrollo Social informó que el Plan Empalme arrojó en 2018 y 2019 una incorporación de 14.900 personas al mercado formal de trabajo. Y que unas 70.000 personas se capacitan en empresas como parte del programa Entrenamiento para el Trabajo (EPT) con posibilidades de que al final del curso conserven su empleo formal.

“Hoy el 86% de los titulares de HF se encuentran dentro de la estrategia de terminalidad educativa”, agrega el informe de la cartera de Desarrollo. “El 62% pasó por algún tipo formación teórico-práctica. Contamos con 19.402 formaciones con más de 390.000 cupos”, cifras no demasiado significativas si tenemos en cuenta que la pobreza alcanza el 33,6% de la población y alcanza a 13 millones de personas según los datos del Observatorio de Deuda Social de la Universidad Católica Argentina”.