Marzo empieza sin clases y con aumentos de transporte, luz, nafta, peajes, y telefonía

                RedacciónEDA

Las negociaciones con los docentes fracasaron esta semana en los principales distritos del país. Los trabajadores de las provincias de Buenos Aires, Ciudad, Córdoba y Santa Fe se negaron a aceptar los casi 20 puntos perdidos del salario en el 2018 y en consecuencia el ciclo lectivo llega con huelgas y protestas a las que también se unió CTERA en todo el territorio con un paro nacional.

Sucede que a esa pérdida le sigue el fantasma de un marzo que llega con aumentos en las tarifas de luz, transporte, telefonía celular, peajes y combustible. Y esta nueva tanda de aumentos se trasladará a las góndolas y a todos los precios como suele suceder habitualmente.

Desde la medianoche de este viernes ya está vigente un incremento de 2,8% en los combustibles de YPF, la empresa que tiene más del 50% de participación del mercado. Es por eso que se espera que en los próximos días el resto de las petroleras acompañen también con subas.

Con este incremento, los nuevos precios de los combustibles de YPF en la capital del país serán: la nafta súper pasará de costar $37,62 a $38,67; el de Infinia (la marca premium de la empresa), de $43,40 a $44,62; el del gasoil Diesel 500, de $35,18 a $36,17, y de Infinia Diesel, de $41,18 a $42,33.

Un nuevo impuesto sobre los combustibles líquidos (ICL) es el responsable de este aumento; también el incremento del precio internacional del barril de petróleo, que en febrero subió 7,3%, y la variación del 2,7% del tipo de cambio. Al ser una industria que tiene la mayoría de sus costos en dólares, cuando sube la divisa también lo hace la nafta.

Pero esto no es todo. Sobre el ICL, el Gobierno decidió desdoblar el incremento por la inflación del último trimestre: un 50% está incluido en la suba de marzo y la otra mitad se aplicará en abril. Con lo cual el mes que viene habrá un nuevo ajuste, cuya magnitud dependerá además de cómo se muevan el dólar y el precio internacional del petróleo.

Y nuevamente estos impuestos al sector de los combustibles se actualizarán en junio, septiembre y diciembre, con lo cual la nafta súper podría llegar a los 40 pesos señalan desde las “estaciones de servicio”.

Si hablamos del transporte público, el incremento correspondería al último tramo del aumento anunciado por el Gobierno para trenes y colectivos del área metropolitana. De esta manera, el boleto mínimo de colectivo pasará de $16,50 a $18 para los tramos que lleguen hasta los tres kilómetros a partir del 15 de este mes. Los trayectos siguientes, de hasta seis y 12 kilómetros tendrán un costo de $20 y $21, respectivamente.

Para el ferrocarril, la tarifa mínima en tren en las líneas Mitre, Sarmiento y San Martín subirá $1 y tendrá un valor de $12,25. El Belgrano Norte, por su parte, aumentará $0,50 y costará $6,75. Las líneas Roca y Belgrano Sur tendrán un incremento en su pasaje mínimo de $0,75 y llegarán a $7, mientras que el Urquiza costará $8.

En la ciudad, el subte -que actualmente vale $16,50-, hay fecha establecida para una audiencia pública el 13 de marzo y se espera que en abril el precio del pasaje sea de $19 y el del Premetro de $7, mientras que en mayo alcanzará los $21 y $7,50, respectivamente.

Comienza a regir también un nuevo incremento, -autorizado previamente a las distribuidoras- del 14% en la tarifa de electricidad, que se suma al aumento de 26% en promedio que se aplicó el mes pasado, -que en algunos casos llegó a 32%-, sumando un 46% en los 3 primeros meses del año. A ello debemos adicionarles dos subas más previstas para mayo (4%) y agosto (4%). Total 54%.

En cuanto a los teléfonos móviles, los usuarios de telefonía celular recibirán en sus facturas los aumentos de acuerdo a las compañías: Personal ya ajustó un 17% sus costos en enero, Movistar anunció subas para este mes, que serán del 18% y Claro lo hará en abril en un 15%.

En abril será el turno del aumento de la tarifa de gas, que podría rondar el 35%, según lo reclamado por las empresas, aunque, a partir de haber dolarizado las tarifas,  todavía depende del promedio de la variación del tipo de cambio en los primeros 15 días de este mes.

A pesar del golpe al bolsillo de los usuarios, en enero, los subsidios económicos crecieron un 29% interanual en términos reales, – más de 17.000 millones de pesos- por el crecimiento del tipo de cambio que pulveriza todos los aumentos en pesos que los clientes puedan sufrir.

Estos aumentos hacen tambalear cualquier salario pese a que también se iniciarán los acuerdos paritarios con una meta inflacionaria presupuestada del 23% que ya fue desmentida por especialistas y consultoras privadas-que ya anticipan- por lo menos una inflación cercana al 4% en febrero y un mínimo de 35% de inflación anual.