La Multisectorial 21F propone paro general para el viernes 8 de junio

                RedacciónEDA
Desde la Multisectorial 21F propusieron este jueves un paro general para el próximo viernes 8 de junio en rechazo al veto presidencial que invalidó la ley de tarifas, también al acuerdo con el FMI, la escalda inflacionaria, el techo a las paritarias y otras largas disputas laborales.
Tal como se venía diciendo, la medida de fuerza será con movilización, según lo indica un comunicado que expresa: “La CTA de los Trabajadores y la CTA Autónoma, han resuelto convocar a un Plenario nacional, con el objetivo de proponer un gran paro nacional, con movilización en todas las plazas del país, para el próximo viernes 8 de junio”.
 

De la reunión participaron los máximos dirigentes de las dos CTA: Hugo Yasky y Pablo Micheli, la Corriente Federal Sindical del bancario Sergio Palazzo, los camioneros de Hugo y Pablo Moyano, las organizaciones sociales Barrios de Pie, CCC y CTEP y representantes de otras agrupaciones convocantes de la marcha del 25 de mayo al Obelisco y del 21 de febrero a la 9 de Julio y San Juan.

En la sede de la calle Azopardo se propuso estirar la fecha de la medida de fuerza hasta que se cierre el acuerdo con el FMI, que se presume para mediados de mes pero pareció demasiado lejos y esa moción no prosteró.

La adhesión más esperada será la del Consejo Directivo de la CGT, que el próximo lunes recibirá una solicitud de acompañamiento de las regionales. Gordos e Independientes estarían de acuerdo. Yasky, Micheli, Palazzo y Moyano se ilusionan con el pliegue de todos los transportistas (trenes, colectivos, subte, taxis, aeronáuticos, portuarios, choferes), lo que garantizará la efectividad de la huelga.

Resulta imprescindible aclarar que desde la Confederación tenemos pleno convencimiento que “ningún esquema tarifario puede afectar el bolsillo de los trabajadores con asfixiantes incrementos sin que puedan ser acompañados por la progresión lógica de los aumentos salariales pautados durante el año”, sostuvieron las cabezas de la CGT.