La línea 60 elimina 12 ramales por la crisis y perjudica a miles de pasajeros

                RedacciónEDA

La histórica línea 60 de colectivos, de la empresa Micro Omnibus Norte SA (Monsa), reducirá en mayo 12 de los 19 ramales actuales. Los principales perjudicados son los pasajeros, que en algunos casos ahora deberán tomar dos colectivos para cubrir el mismo recorrido. Según la empresa, se trata de una reestructuración para que la empresa vuelva a ser competiva. Descartaron despidos, pero desde desde la Unión Tranviarios Automotores (UTA) se mantiene el estado de alerta.

Desde el Ministerio de Transporte se confirmó cuáles serán los 7 ramales supervivientes con la publicación del Edicto N° 16669/19 en el Boletín Oficial. El presidente de la compañía, Marcelo Paciutto, sostuvo que la reducción “es positiva por donde se la vea” y que permitirá que la compañía sea “competitiva”, porque hoy es “deficitaria”.

El empresario aseguró que “no habrá reducción de personal” y agregó: “De hecho tomamos 1000 trabajadores, y estamos pensando en tomar 100 más”. Pero los choferes de la empresa desconfían y denuncian que la promesa no pasa de ser una “una operación de prensa”. Paciutto señaló que los cambios “surgen de un trabajo realizado con el Ministerio de Transporte, donde se evaluó que solo el 1 por ciento de los pasajeros hace el trayecto completo”.

Néstor Marcolin, delegado de la línea 60, asegura que en realidad la empresa no se encuentra en crisis y que ese no es un argumento válido para eliminar los 12 ramales. El gremialista explicó que los pasajeros se verán gravemente perjudicados por la decisión ya que, por ejemplo, quienes viajan hasta Constitución ahora “van a tener que pagar dos boletos”. Y añadió: “Ya subieron 300 por ciento el boleto de colectivo de pasajeros, ahora van a recortar el servicio hasta Barrancas y la SUBE no te hace el descuento cuando te tomás la misma línea”.

El delegado también puso en duda que la empresa pueda cumplir con las frecuencias que anuncia para los nuevos recorridos ya que “incumplen los compromisos que ya tienen”. Y agregó: “Hay recorridos que tienen que ir a 12 y 6 minutos y ellos lo mandan a 1 hora y cuarto y los organismos del Estado no hacen nada, ¿por qué no van a incumplir una nueva resolución?”. “Nosotros lo que vemos detrás de la maniobra y la falsa promesa de la empresa es que el día de mañana en las cabeceras de Barracas puedan despedir a más trabajadores”, concluyó.