Industria textil en riesgo: tuvo la peor caída del año y se contrajo 24,6%

                RedacciónEDA

Las estadísticas de la Federación de Industrias Textiles Argentinas (FITA) son contundentes y dejan en exposición un retroceso del 24,6% interanual que pone en peligro al sector.

Los textiles acusan los efectos de la crisis económica que atraviesa la Argentina como tantos otros sectores, y son unos de los que encabezan el listado de los más perjudicados en septiembre y  en consecuencia los más golpeados en cuanto a la caída de empleo.

Desde la Federación indicaron que la crisis y las políticas actuales atentan claramente contra la inserción internacional, la generación de empleo y el agregado de valor del sector en general.

De acuerdo a datos oficiales del INDEC, el sector evidenció una notable baja interanual de 11, 5% durante el pasado mes de septiembre. Así las cosas, la industria textil sufrió la caída más importante del año, dejando al sector 10,5% abajo del período enero-septiembre 2017 (año en el que a su vez había estado 10,9% por debajo del período enero-septiembre de 2016).

También se evidenció una gran retracción en la producción de hilado del algodón, con una caída de -18,7% y una más pronunciada todavía en la producción de tejidos con una baja notable del 29,1%.

Las suspensiones en las plantas textiles son otro punto sensible en esta complicada situación por la que atraviesa el sector; mientras que también se suman dos medidas que agudizan los incentivos negativos para agregación de valor a nivel local, generando un daño en la diversificación de la canasta exportadora argentina. Primero se implementó la reducción de los reintegros a las exportaciones, para evitar la “importación de impuestos”.

Y en segundo lugar el establecimiento de derechos a la exportación con un tope de $3, en algunos casos llega a los $4. El conjunto de factores pone en peligro a la industria textil nacional reflejándose en cierre de plantas y concurso de acreedores de empresas de larga trayectoria.