Entidades agrarias movilizarían contra el aumento al impuesto sobre Bienes Personales

                RedacciónEDA

La relación del Gobierno nacional con las distintas entidades agrarias viene tensándose sin pausa desde que hace algunas semanas se definiera el aumento de las retenciones a las exportaciones. En los últimos días se alcanzó un punto máximo de conflicto que podría llevar al campo a movilizar en protesta, a partir del proyecto de aumentar el impuesto a los bienes personales, que está incluido en el Presupuesto 2019.

El ministro de Economía Nicolás Dujovne intentó llevar calma a las patronales agropecuarias aclarando que el Gobierno “no busca elevar la presión fiscal al agro”. “Es nuestra intención no elevar la presión impositiva para el campo con los cambios que se están realizando a los Bienes Personales. Por eso estamos trabajando con los representantes del oficialismo en el Congreso”, comentó el funcionario.

Las entidades del campo no están conformes con las medidas de la Casa Rosada y siguen analizando posibles medidas de protesta. En el sector hay malestar porque después de prometer en julio pasado que no se iban a tocar las retenciones, en septiembre último el Gobierno finalmente subió la carga impositiva.

“Hay confederaciones que están convencidas sobre la posibilidad de una movilización. Se empieza a conversar; hay un sector de los productores que quieren movilizarse”, indicaron desde Confederaciones Rurales Argentinas (CRA). La entidad además confirma que la bronca es más fuerte por abajo y que las entidades hoy están “conteniendo” a los productores que quieren manifestar su rechazo a las medidas oficiales.

Jorge Chames, vicepresidente de la entidad agraria, añadió: “Estamos recibiendo propuestas de las confederaciones y las vamos a analizar en la próxima reunión de consejo directivo”. También Matías de Velazco, titular de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), adherida también a CRA, manifestó que “nada se descarta” ya que “hay un gran disconformismo con los funcionarios”. Según el dirigente, la bronca “se centra no tanto en la figura del presidente sino en gobernadores y ministros; están tirando demasiado de la cuerda”.

Antes de definir un plan de lucha, las entidades agrarias buscarán reunirse con el ministro de Producción Dante Sica. “Se pidió a CRA que solicite a al ministro una reunión urgente para plantear los reparos y, si esa audiencia no se da a la brevedad, plantear un horizonte de conflicto”, señaló Gabriel De Raedemaeker, presidente de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez), con base en Córdoba.

Por su parte, la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA), integrada por las cuatro organizaciones más importantes del sector(Sociedad Rural, Confederaciones Rurales, Coninagro y Federación Agraria), advirtió días atrás al Gobierno que “el campo no tolera más impuestazos”. Las entidades consideran que el proyecto de aumento del impuesto a los bienes personales “se combina con el aumento que tuvo la valuación de los campos que, en algunos casos, llegó a ser de entre 10 y 20 veces el valor fiscal original”. Y concluyeron: “Esto representa un nuevo impuestazo al campo, el sector más dinámico de la economía y que está en mejores condiciones de contribuir a sacar al país de la severa crisis económica en la que se encuentra”.