En abril la inversión productiva se desplomó otro 20%

                RedacciónEDA

En el cuarto mes del año la inversión volvió a desplomarse, según el Indicador Mensual de Inversión (IMI) que publica todos los meses el Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala (ITE-FGE).

En la comparación interanual registró una nueva caída de 20,2%. La buena nueva fue que en comparación contra el pésimo marzo hubo un repunte intermensual desestacionalizado de 1,5%.

El informe del IMI concluyó: «Nuestro indicador muestra un estancamiento desde noviembre de 2018 y no logra repuntar».

En el mismo mes de abril la actividad económica se contrajo un 6,7% anual y se debate si con la cosecha finalmente la caída encontró su piso.

Del estudio se desprende además: «Durante abril, la construcción tuvo una caída de -7,4% anual, en gran medida explicada por el descenso de las transferencias de capital de nación a provincias, mientras que la obra vial morigeró su caída. La obra privada sigue estancada en el piso alcanzado a finales del año pasado».

«Por su parte, el Equipo Durable de Producción (EDP) tuvo un descenso de 33% anual. La inversión en EDP Nacional se redujo 16,3% anual, registrando dieciocho meses de caídas (desde noviembre del 2017).

Los sectores más afectados fueron químicos y plásticos y siderurgia. Por su parte, el EDP Importado tuvo una caída de 42,3% anual, exhibiendo doce meses consecutivos de recesión. El fuerte ajuste que se observa en este sector se explica por la fuerte depreciación del tipo de cambio y el continuo descenso de la actividad (impacta directamente en la adquisición de utilitarios)».