Amenaza de más de 100 despidos en el Ministerio de Educación

                RedacciónEDA

El Ministerio de Educación de la Nación arrancó el año con una nueva modalidad de contratación por apenas tres meses, en vez del habitual contrato anual, para 109 trabajadores, argumentando que se trata de un “llamado de atención” por presuntos problemas de presentismo.

Desde el entorno del ministro Alejandro Finocchiaro manifestaron que la decisión apunta a llamarle la atención a empleados con ausentismo o con exceso de licencias. Los trabajadores de la cartera educativa denuncian que fueron incluidas personas con licencias médicas o que tienen un promedio de asistencia dos minutos menor a lo que considerado óptimo por el Ministerio.

Los 109 afectados por la decisión se encontraron con que en vez de renovarles el contrato por un año, como es habitual, sólo se lo extendieron por tres meses, hasta marzo, aclarando que durante ese período se encontrarán a prueba para decidir si se les extiende por el resto del año.

El investigador de la Universidad Pedagógica (Unipe) Leandro Bottinelli denunció que “la contratación por tres meses sería como una prueba: los que mejoren su horario o tomen menos licencias podrían salvarse del despido y tener continuidad laboral por todo el año” y desde su cuenta de Twitter alertó acerca de “una nueva tanda de despidos en el Ministerio de Educación de la Nación”. En el mismo sentido, Marcelo Otero, integrante de ATE, añadió: “Según la información que nos dieron los funcionarios, son entre 100 y 120 casos. Los empleados de Educación somos unos dos mil”.

El tema fue discutido en asambleas realizadas en las direcciones de Planeamiento y de Formación Docente (INFOD) de la cartera de Finocchiaro, donde se comentó que casos injustificados como los denunciados también se plantearon en áreas como el Plan de Lecturas o la Secretaria de Políticas Universitarias.

Desde el entorno del ministro, afirmaron que por el momento no se han rescindido contratos y aclararon: “Se los renovó por un período menor. No hay reducción de personal. Se hizo con personas que tienen o han tenido incumplimientos. Se va a revisar caso por caso por si puede haber habido algún error o si un director plantea alguna consideración. La idea es renovarlos, luego, hasta fin de año tras este llamado de atención. Es necesario que haya un cambio cultural”.

Pero los trabajadores de la cartera dudan de que la renovación de todos los contratos se haga efectiva en abril, más allá de los desempeños particulares. “Los directores ya informaron que va a haber una cantidad de despidos porque hay una ‘planta óptima’ que alcanzar. La dimensión de esa planta la habría definido el Ministerio de Modernización a partir de un criterio fiscal y no de un análisis de tareas y funciones como debe ser”, detalló Bottinelli.

Otero añadió: “Hace cuatro meses, mandaron notificaciones a algunas personas para descontarles parte del sueldo. Les decían que trabajaban menos horas de lo óptimo (fueron poniendo pisos de horarios, por ejemplo, siete horas). Muchos tenían licencias mal cargadas o hacían otro tipo de tareas”. “El ministerio viene ajustando tuercas en torno a las licencias. En la lista incluyeron personas que tenían un promedio de 6,58 horas en lugar de siete horas. A uno lo operaron de la rodilla, estuvo un mes de licencia y lo pusieron en la lista”, denunció.