Villegas desata indignación gremial al afirmar que llegan “muy rápido” a la huelga

                RedacciónEDA

Este domingo el ministro de Trabajo bonaerense Marcelo Villegas generó la indignación de diversos gremios por sus declaraciones durante una entrevista con Perfil. Allí, además de cargar contra el líder camionero Hugo Moyano y su hijo Pablo, cuestionó también al docente Roberto Baradel por “hacer política” y sostuvo que un tercio de los dirigentes de la CGT “no tiene ganas de construir”.

Villegas consideró que en el caso de Hugo Moyano desde su rol gremial ejerce “una presión más allá de la lógicaa relación laboral”, donde “el problema son los métodos que utiliza”: “Lo que se cuestiona es la presión, la demostración de fuerza. . En el mismo sentido añadió: “Una de las principales armas que ha tenido Camioneros es el temor que generan en supermercados, en industriales, sean grandes o chicos.”.

Respecto de las causas judiciales contra el camionero, a quien luego comparó con el detenido jefe platense de la UOCRA Juan Pablo “Pata” Medina, consideró que “si no tiene nada que ocultar debería presentarse ante la Justicia y no esconderse debajo de una sotana o amenazar con movilizarse”.

Hace algunos días, Villegas confirmó la decisión oficial de postergar hasta el mes de diciembre una nueva convocatoria a la mesa paritaria docente, tras el rechazo gremial a la propuesta de la administración de la gobernadora María Eugenia Vidal de un 30% de aumento (con una proyección inflacionaria de casi 50% para el año). Sin embargo, no se privó de cuestionar al secretario General de Suteba por hacer política: “Un dirigente gremial docente se preocupa por salario, por las condiciones edilicias, pero ¿es lógico que diga que quiere erradicar el neoliberalismo de las aulas? En Italia o Francia el representante sindical se limita al convenio colectivo y al gremio, y no quiere decir que esté vedado hacer política, pero no se mezclan los ámbitos”.

Luego planteó la necesidad de llegar a un “equilibrio” en el mundo de las relaciones laborales, criticando a los gremios por llegar “muy rápido” a la huelga. En este sentido agregó: “En otros países hay meses de discusión, negociaciones”. Y la medida extrema es una huelga”. “Hay que revisar el trabajo a reglamento, el estado de asamblea permanente, la toma pacífica, el paro por solidaridad. Son cosas que tenemos que poner en orden”, concluyó.

Las declaraciones del ministro generaron indignación en diversos gremios a nivel nacional y provincial. Uno de los primeros en salir a cuestionar públicamente sus declaraciones fue Camioneros, que denunció el “desinterés” manifestado por Villegas por la educación, que se expresa en un “ninguneo” a los maestros desde hace dos años “dejándolos sin una verdadera paritaria y montando un circo constante para desvalorizar la lucha por un salario digno”.

El texto del gremio de Moyano recuerda luego que Villegas “viene de manejar relaciones laborales para multinacionales telefónicas y empresas de Logística, cree que puede presionar a nuestro sindicato como lo solía hacer, rememorando épocas de la dictadura, amenazando y despidiendo trabajadores a gusto y placer, escrachando con mentiras a los dirigentes y presionando a las empresas para que desoigan los reclamos de los gremios”.

Luego se afirma que el ministro “está equivocado” en sus afirmaciones y se le recomienda que “antes de opinar sobre cómo debe manejarse una organización gremial, debería reunirse con quien que no le diga lo que él quiere escuchar, y dejar de presionar a los compañeros estatales sentado detrás de la caja, eso habla de lo poco que puede hacer desde su Ministerio”. “Más que tratar de seguir despreciando a los trabajadores, debería mirar como cae el trabajo en la Provincia de Buenos Aires, leer los diarios antes de dar una nota. Así que señor ministro, trabaje en beneficio de los trabajadores y no de las multinacionales”, concluye el texto de Camioneros.