UTA logra nuevo aumento gracias al aporte de subsidios del Gobierno

                RedacciónEDA

El Gobierno nacional decidió aportar subsidios a las empresas de transporte para garantizar el pago del nuevo aumento salarial reclamado por los choferes de colectivos y así desactivar la perspectiva de un nuevo paro nacional. Se profundiza la doble vara del oficialismo que ignora los reclamos de gremios considerados opositores por el no cumplimiento de los acuerdos paritarios y no dudó en apoyar a la Unión Tranviarios Automotor (UTA) de Roberto Fernández, que ya logró una recomposición salarial del 37%.

El acuerdo incluye a operadoras de transporte en Capital Federal y el Gran Buenos Aires (AMBA) y fue rubricado en el Ministerio de Producción y Trabajo, ante la presencia de Guillermo Krantzer, secretario de Gestión de la cartera de Transporte, por representantes de UTA y de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor (Aaeta). Esta cámara patronal es minoritaria y es básicamente controlada por el conglomerado empresario de Eduardo Zbikoski, quien recientemente compró el Grupo Plaza. El resto de las cámaras empresarias de dueños de colectivos (Cetuba, Ctpba, ACTA y CEAP) sigue negándose a aceptar un segundo incremento salarial después del concedido en febrero por entender que Gobierno no garantizó el pago de los subsidios.

Según informa Ámbito Financiero, podría agregarse un nuevo aumento entre enero y marzo de 2019 a los cuatro aumentos que ya lograron los choferes (de los 25.410 pesos de básico de2017 se pasó a $26.300 en marzo, a $27.800 en abril, a $28.746 en agosto y a $32.560 con el incremento de noviembre). Este mes, además, los colectiveros recibirán una suma fija no remunerativa de $3.814 y una actualización de viáticos.

El acuerdo firmado detalla que “el Ministerio de Transporte actualizará a partir de octubre de 2018 los costos resultantes de este acuerdo paritario así como el resto de los costos de precios e insumos, particularmente el impacto de la depreciación del tipo de cambio en el precio del vehículo y el combustible, así como el resto de los insumos”. Luego se incorpora otro artículo que confirma el cambio de metodología para la distribución de las compensaciones con el objetivo de comenzar a subsidiar la demanda.

La amenaza de un quinto paro nacional de la CGT y los gremios opositores obligó al Gobierno a apurar negociaciones para tratar de desactivarlo. Así, además del acuerdo firmado con la UTA, también se convocó para el próximo lunes a los gremios del transporte nucleados en la CATT.