Textiles exigen medidas que reactiven el consumo y la producción nacional

RedacciónEDA

Dentro del escenario económico que exhibe una fuerte caída de la producción industrial, la actividad textil continúa siendo de las más castigadas. Una de las consecuencias directas es la pérdida de puestos de empleo en el sector, que en los últimos dos años supera los seis mil trabajadores, según especifica la Asociación Obrera Textil (AOT).

El sindicato, juntos a otros gremios del sector, rechazó la última propuesta del Ministerio de Producción que procura flexibilizar los contratos de trabajo y expresó la necesidad de realizar “un cambio en las políticas económicas para reactivar el consumo y la producción industrial”.

A modo de ejemplo, Hugo Benitez, Secretario General de AOT detalló: “el bono de fin de año se viene pagando en cuotas, mientras que el aguinaldo de diciembre, hay fábricas que aún no han terminado de abonarlo y desde que las empresas dejaron de recibir los REPRO, volvieron los despidos, las suspensiones y el adelanto de vacaciones”.

“Pero a nosotros no nos interesa dar portazos” -aclaró Benitez-, “incluso podemos comprender la situación de muchas empresas y queremos seguir dialogando con el gobierno nacional, pero con propuestas que apuesten al mercado interno, acrecentando el poder adquisitivo de los trabajadores, para enfrentar el proceso inflacionario y poner un freno urgente a la caída de la actividad industrial en todo el país”