Se profundiza la crisis laboral por la negativa de Edenor y Edesur de abrir paritarias

                RedacciónEDA

A pesar de los tarifazos y luego de una larga espera por parte de la entidad sindical APSEE para negociar los aumentos salariales con las empresas distribuidoras de energía, el resultado ha sido «inconducente», pues según denuncian desde el gremio de Personal Superior de Energía Eléctrica “no hemos podido generar un espacio de diálogo para  acercar posiciones».

Ante la actitud de «negativa a la negociación» por parte de las empresas, la organización gremial pidió la intervención de la Secretaria de Trabajo, la cual también fue ignorada por las distribuidoras, no logrando un sólo aporte para acercar los «intereses de las partes».

Desde APSEE, su titular, Carlos Minucci denuncia la intención de “empujarnos a un conflicto” y así buscar un «chivo expiatorio» que cargue con la “responsabilidad del pésimo servicio que prestan”, al mismo tiempo que tratan de “disciplinarnos para imponer políticas laborales que bajen costos, afectando los acuerdos laborales logrados en 60 años de historia y así seguir incrementando sus ganancias” dijo el referente del Frente Sindical.

“No somos ingenuos, quieren modificar el modelo de negociación colectiva por el de productividad, incorporando multifuncionalidad, polivalencia y jornada flexible, cambio de horas de trabajo y desconocimiento de acuerdos convencionales” disparó Minucci.

El dirigente también denunció “amenazas y extorsiones hacía los trabajadores/as y nuestra entidad sindical” y enfatizó que “no vamos a entregar ningún punto convencional, no dejaremos pasar este momento de conflictividad y actuaremos con toda la fuerza que nos dan nuestras leyes y nuestro gremio “, fustigó, al mismo tiempo que reconoció que con Edelap la situación es algo “distinta” y se están llevando a cabo negociaciones para avanzar en un acuerdo “cada vez más cercano”.