Se espera una buena temporada en la Costa por lo prohibitivo de los viajes al exterior

                RedacciónEDA

Ya empiezan a consolidarse los pronósticos de ocupación vacacional en los distintos puntos de la costa Atlántica. Más allá de la importante recesión económica y la pérdida del poder adquisitivo del salario, se prevé un 20% más de veraneantes que el año anterior, sobre todo debido a que la importante devaluación del peso del último año ha vuelto prohibitivos los destinos internacionales.

Una proyección conservadora anticipa un gasto mínimo de 6 mil pesos diarios para una familia tipo en la Mar del Plata (el cálculo para Pinamar da casi 8 mil diarios), incluyendo alojamiento, comida, movilidad, sombrilla en alguna playa y algunas salidas. Así, sólo para pasar una semana de vacaciones en La Feliz harán falta más de 40 mil pesos.

El promedio de gasto diario se basa en un cálculo que toma en cuenta el alquiler de un departamento de dos ambientes (2 mil diarios), una carpa (mil por día), comidas (2 mil), viajes (5 mil pesos en total, incluyendo peajes de ida y vuelta) y una salida semanal al teatro (unos 600 pesos por persona).

Miguel Ángel Donsini, presidente del Colegio de Martilleros de Mar del Plata, confirmó: “No es que haya un entusiasmo desmedido, pero a esta altura se triplicaron las consultas, y las reservas están en un 20% por encima de los registros del año pasado”. Sin embargo, el especialista reconoció que la temporada está “lejos de ser una de las mejores temporadas: es lo que pienso hoy, ojalá me equivoque”.

También está clara la tendencia a reducir los gastos viajando en grupos y las inmobiliarias de la Costa Atlántica confirman el particular interés por casas para alojar entre 8 y 12 personas, lo que permite a dos o tres familias compartir los gastos.