Se agrava la situación de Longvie y el gremio acepta más suspensiones para evitar despidos

                RedacciónEDA

Por la baja demanda, la empresa de electrodomésticos, Longvie, recibió a los trabajadores este año con una mala noticia: decidió extender las suspensiones de trabajadores otros 20 días más, diez durante febrero y diez más en marzo.

En el primer caso, los trabajadores percibirán el 75% de su sueldo y en el segundo lo percibido sólo alcanzará al 70% de sus haberes.

Así la reconocida empresa de línea blanca Longvie volvió a suspender a 73 empleados de su plantilla en la planta de Pantanillo, Catamarca.

Longvie ya había tomado medidas similares durante casi todo el año pasado con despidos incluidos. La firma argumenta la caída del consumo en el mercado interno, aumento de los costos tarifarios, financieros e impositivos e incremento de las importaciones.

“Venimos con suspensiones desde 2018, la última suspensión la habíamos integrado con las vacaciones. Y ahora, por los planes de producción que hay, sobraban en el mes diez días que no íbamos a producir, con lo cual al volver a la empresa fue necesario acordar otra vez la suspensión con la reducción de haberes al 75% no remunerativo”, confirmó Omar Cisneros, delegado de la UOM en la empresa.

“Venimos con suspensiones desde 2018, la última suspensión la habíamos integrado con las vacaciones. Y ahora, por los planes de producción que hay, sobraban en el mes diez días que no íbamos a producir. Entonces acordamos la suspensión con la reducción de haberes al 75 por ciento no remunerativo, lo que significa casi un 80 por ciento del sueldo normal”, indicó el gremialista.

“El funcionamiento sigue siendo a través de una guardia mínima porque hay un compromiso de entregar un pedido en los próximos días, pero el grueso vuelve en marzo y ahí se acordó que no se trabaje los días lunes y viernes”, dijo Cisneros a La Unión Digital.

Consultado sobre lo que ocurrirá a futuro, “el dirigente dijo que no hay certezas sobre lo que pasará en abril, pero que medidas como las suspensiones “es lo que hay que ir haciendo para preservar los puestos de trabajo”.