Se agrava la crisis del sector gastronómico: cerró «El Palacio de la Papa Frita»

                RedacciónEDA

El emblemático local del Palacio de la Papa Frita en la calle Lavalle, abierto desde 1952 ha cerrado sus puertas y es una muestra más de la crisis económica que asesta contra el sector, aún ubicada en un lugar donde hay fluido tránsito de turistas.

Declarado bar notable por la Legislatura porteña, El Palacio de la Papa Frita, el tradicional restaurante cerró sus puertas en los últimos días después de 67 años ininterrumpidos.

Según se pudo saber, los dueños no podían seguir afrontando el alquiler, que rondaba los 250 mil pesos, motivo por cual habrían tomado esta “dramática” decisión.

El local abrió sus puertas en 1952 «ofrece jugosos bifes de chorizo de novillo de exportación y asado de tira de siete costillas» promociona el lugar «emblemático» de la  gastronomía porteña que se convirtió un clásico tanto hasta a nivel turístico de la calle Lavalle, con visitantes como Jorge Luis Borges, Ricardo Güiraldes, Conrado Nalé Roxlo y Leopoldo Marechal.

También Arturo Frondizi, Arturo Umberto Illia, Celia Cruz, Ástor Piazzola, Luis Aguilé y Julio Iglesias son algunos otros de los comensales que pasaron por sus mesas.