Santa Fe: Médicos agredidos, un problema sin resolución

                RedacciónEDA

En Santa Fe, cada vez más médicos denuncian que son agredidos física o verbalmente. Por caso, existe una estadística, que dio a conocer que la Clínica Médica del Hospital Eva Perón, que indica que el 80,1 por ciento de los profesionales encuestados de la región presenció por lo menos “un episodio de agresión en el último año, y el 94 por ciento de los ataques fueron liderados por algún familiar del paciente”.

A su vez, marca que en la guardia externa suelen ocurrir los hechos violentos y los médicos que se desempeñan en obstetricia y pediatría están más expuestos a los ataques. El trabajo, por el cual fueron consultados 351 profesionales locales, da cuenta de lo que sucede en los centros de salud de Rosario, Villa Gobernador Gálvez y Granadero Baigorria.

Dentro de los ataques, los más frecuentes (el 86,8%) pasan por la agresión verbal, mientras que el 13,2 por ciento (37) sufrió de manera física y verbal. Las mujeres médicas son las más perjudicadas por esta problemática. Vale destacar que para la encuesta fueron encuestados 115 hombres (33 por ciento) y 236 mujeres (67 por ciento). De este muestreo, el 23,1 por ciento (81 médicos) pertenecía al medio privado; el 35 por ciento (123) al público; el 41,6 por ciento (146) realizaba tareas en ambos sectores, y un 0,3 por ciento (1) no contestó.

Una realidad que no merece ningún profesional, que padece desde la falta de insumos al poco salario y encima debe sufrir agresiones que complican aún más su tarea. Los realizadores de esta encuesta expresaron: “La violencia hacia los médicos en el ámbito laboral constituye una problemática frecuente y con una tendencia creciente, cuyo impacto social e individual es muy significativo. Quedó expuesto que 8 de cada 10 médicos sufrió al menos un evento de violencia en el último año; y que en 1 de 10 casos la agresión fue de tipo físico. Decidimos dar a conocer estos datos como muestra de una situación emergente, para motivar la realización de más estudios locales, y para impulsar estrategias de prevención”.

“En el sector salud, las agresiones dirigidas hacia los médicos se han instalado como un fenómeno tan progresivo y paulatino, que derivó en escenarios inimaginables”, señaló el trabajo.