Pymes industriales insisten con frenar los embargos judiciales mediante un decreto

                RedacciónEDA

Frente a la grave situación del sector, el presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Daniel Rosato, hizo un pedido público para solicitar firmar a la comunidad toda, que permita elevar un reclamo conjunto que evite más pérdida de puestos de trabajo.

El empresario está convencido de que así tal vez puedan torcer la voluntad del ejecutivo y alcanzar la firma de un DNU que permita frenar los embargos judiciales para evitar la destrucción del sistema como pasó en los años 2001-2002.

De modo que IPA lanzó una campaña de firmas para pedir al Gobierno la firma presidencial que permita a las pymes sortear la crisis económica que atraviesa el país, y a la vez evitar una pérdida de ingresos para el Estado ante la posible caída de puestos laborales.

En ese sentido, Rosato informó que “presentaron ante autoridades del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos un proyecto de Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) «para suspender la catarata de embargos por juicios laborales y tributarios que están arrastrando a cientos de pymes argentinas a la quiebra y la informalidad, amenazando decenas de miles de puestos de trabajo».

Solicitan además la suspensión de los juicios de ejecución fiscal para el cobro de obligaciones tributarias, aduaneras y previsionales (AFIP, Aduana y Anses), como también la suspensión de los embargos y otras medidas cautelares, entre otros reclamos.

Según informó  este organismo a través de un comunicado, en base a los últimos datos publicados por la AFIP, entre abril de 2018 y abril de 2019 cerraron sus puertas 1.676 empresas industriales, y se destruyeron más de 59.304 puestos de trabajo formales en la industria.

«Cada vez que las cuentas bancarias de una pyme son congeladas, una empresa es condenada a muerte y sus trabajadores arrojados al desempleo o la informalidad», alertó el titular de la entidad Pyme.