Prolifera el mercado negro de la leche ante el desabastecimiento

                RedacciónEDA

Lo sucedido en las últimas semanas con la leche, un producto difícil de conseguir y con una firma que controla gran parte del mercado, y que abusó de su posición dominante, hizo crecer el negocio “en negro”. A su vez, la materia prima se dolarizó.

A esta situación se arriba por múltiples factores. En primer lugar, no existen políticas claras hacia el sector y han cerrado, solo en 2018, 700 tambos, lo que favoreció la concentración y la cartelización de los precios, además de que la producción decayó: el año pasado fue de 9.500 millones de litros frente a los 12.150 millones de 2017, lo que significó una pérdida del 22%. La suba de costos fijas también interviene en la problemática.

Ante la demanda, muchas firmas se volcaron al mercado negro, pagando a los tamberos más con tal de obtener el producto. Esto fue reconocido por ellos, quienes dijeron que se abonan $17 por litro de leche frente a los $11 que en promedio se negocia a nivel país.

“Directamente vienen, carga la leche y pagan en el campo, con tal de llevársela”, manifestaron, al tiempo que calculan que el mercado en negro ya alcanza el 30% a nivel nacional. Danone, ante la desesperación de conseguir la materia prima para su producción, llegó a ofrecer hasta 30 centavos de dólar por litro de leche.

En este contexto, en el que la inflación va en aumento y la leche está en faltante o se consigue a precios extraordinarios, el Gobierno planea anclar el valor del producto en el marco del relanzamiento del programa Precios Cuidados. Sin embargo, genera incertidumbre el éxito de la negociación con La Serenísima mientras no se abre el panorama a las pymes y pequeñas productoras.