Nación intenta frenar contrareloj el paro petrolero del norte

                RedacciónEDA

La huelga que el Sindicato de Trabajadores del Petróleo y el Gas de Salta y Jujuy tenía previsto iniciar este lunes, durante tres días, quedó en suspenso por 24 horas. El martes, funcionarios de la Secretaría de Energía de la Nación, la Provincia, el gremio y las cámaras empresarias del sector se reunirán en la sede del Ministerio de Trabajo en busca de destrabar el conflicto que podría dejar a la región sin garrafas, gas para las usinas ni vuelos.

En ese contexto, el Sindicato de Petroleros Privados de Salta y Jujuy decidió mantener la medida de fuerza en suspenso. En un comunicado, firmado por Sebatián Barrios, secretario general de la entidad se informó que las bases permanecerán “en estado de alerta y movilización” y de acuerdo a la respuesta que surja de los reclamos hechos hasta el martes, retomarán la medida anunciada.

Respuesta que no atiende a un reclamo salarial sino a la posibilidad de perder 500 puestos de trabajo en la empresa Refinor, que dejará de procesar GLP desde el mes de julio por tiempo indeterminado. Exactamente el detonante de la medida en cuestión que ya ha sido frenada en dos oportunidades.

En este caso, la firma ofreció al personal licencias que se consideran una antesala de despidos. De allí la urgencia en el accionar del Gobierno para frenar la medida

Si se confirmarse la huelga, también dejaría de operar la planta de despacho que suministra GLP a granel, desde el parque industrial de General Güemes, a las empresas que fraccionan y distribuyen las garrafas en la región.

Se verán afectadas, además, las cargas de combustibles líquidos y de gases licuables que se despachan hacia Tucumán y Córdoba a través del poliducto Campo Durán-Monte Cristo. Trabajadores de las cuatro plantas de compresión que operan en las localidades de Aguaray, Urundel, Río Piedras y Lavallén adelantaron que se plegarán a la huelga, si la reunión del martes no llega a buen puerto.

Los trabajadores responsables de reabastecer a los aviones que operan en los aeropuertos de Salta y Jujuy también son afiliados del gremio petrolero, por lo que ambas provincias también permanecerán sin vuelos.