Musimundo ya cerró diez sucursales por el desplome del consumo

                RedacciónEDA

La reconocida cadena de productos informáticos y electrodomésticos, Musimundo, no escapa a la compleja situación económica y financiera que vive el país. Debido a la baja en las ventas, los aumentos de los costos de tarifas y de transporte, la empresa dice estar atravesando una grave  crisis, motivo por el cual ya cerró diez sucursales en diferentes puntos del país.

El cierre de una decena de las 265 sucursales que emplean a unos 6000 trabajadores forma parte de un plan de ajuste de la empresa que está ejecutando a lo largo de todo el país y que sin dudas genera gran preocupación y nuevos desempleados.

Los diez locales que han bajado sus persianas tanto en la ciudad de Buenos Aires como en el interior de la provincia se encuentran en: Bragado, Chivilcoy, Trenque Lauquen , Pehuajó, Saladillo y Mercedes, y también en otras provincias como Neuquén o Tucumán.

“En realidad es Carsa el socio con alrededor del 40% de los establecimientos quien presenta mayores problemas financieros” confirmó el secretario de prensa del Sindicato Empleados de Comercio, Christian Giménez, quien señaló que los argumentos que esgrime la empresa son la caída de las ventas y aumento de los costos fijos especialmente en el interior del país”.

“Si bien los que pertenecen a Electrónica Santa Fé no han cerrado, en manos de Carsa están los locales ubicados en las localidades bonaerenses de Banfield, Quilmes, Palermo y calle Florida, en el microcentro porteño: “por lo que todo indica que en zona sur también habrá cierres” añadió el vocero sindical.

La histórica firma nació en 1952 como disquería y luego fue sumando rubros hasta pasar a ser en 2011 propiedad del Grupo Megatone, (integrado por Bazar Avenida, Electrónica Santa Fé y la empresa chaqueña Carsa) que concretó la operación de compra por u$s 15 millones y se hizo cargo del pasivo.

Musimundo, la empresa que supo ser la estrella de la música y que se vio perjudicada en su momento por el uso de la piratería digital, hoy denuncia una enorme caída en las ventas de todos sus rubros,  un importante aumento de los servicios de luz y agua y especialmente de transporte, sobre todo en el interior del país, razones que señala como las principales dificultades para  su normal funcionamiento.