Miles de mujeres marcharon contra el fallo por el femicidio de Lucía Pérez

                RedacciónEDA

La concentración en el centro porteño comenzó a las 17 frente al Palacio de Tribunales, desde donde se movilizaron hacia la Plaza de Mayo, junto a la madre de la joven asesinada en 2016 miles y miles de mujeres contra el fallo que absolvió a los imputados en el crimen de Lucía.

Simultáneas marchas repudiaron el fallo que pone “al descubierto la peor cara de la justicia patriarcal”, en un nuevo paro nacional de mujeres por la muerte de la joven marplatense, dijo la madre de Lucía.

Las manifestantes marcharon junto a Marta Montero, madre de la joven, desde el palacio de Tribunales hasta la Plaza de Mayo, mientras que en varias ciudades del país también se hicieron marchas para acompañar el segundo paro nacional de mujeres que se realiza en el país.

Las mujeres marcharon encolumnadas detrás de una bandera con la leyenda “Todas somos Lucía. La justicia patriarcal es impunidad”, en un recorrido que incluyó una parada en el Obelisco para hacer una intervención artística en la que unas 20 manifestantes vestidas de verde y negro se acostaron en el piso con la foto de Lucía en el pecho.

Al contrario que en la marcha de los movimientos sociales, aquí no había operativo policial en el recorrido de la marcha de mujeres, sólo algunos agentes de tránsito ayudaron a las organizadoras a cortar las esquinas para que pudieran avanzar las columnas, que dejaron atrás el Obelisco para entrar a Diagonal Norte cantando: “No están perdidas, están desaparecidas para ser prostituidas”.

 

Con lágrimas en los ojos, con enojo en el rostro o incluso con alegría, en el camino hacia Plaza de Mayo las manifestantes gritaron el nombre de más de 100 mujeres víctimas de femicidio y advirtieron: “¡La justicia patriarcal se va a caer!”.

 

“No estamos dispuestas a cerrar los ojos frente a una injusticia tan grande. La Justicia, como institución central del Estado, nos ataca responsabilizando a Lucía de su propia muerte”, dijo a Télam Janet Cisneros, de la agrupación Juntas y a la izquierda.

 

La muerte de Lucía Pérez, que dio origen al primer paro nacional de mujeres el 18 de octubre de 2016, volvió a lograr gran convocatoria este miércoles, señalaron las organizadoras, que destacaron el alto acatamiento en varias ciudades del país.